D.Dan y Diego Reyes se follan a pachas y sin condones el culazo de Manuel Reyes | Men At Play

Cumpany New Year's Party

BEL AMI ONLINE

Llegaron las cenas de empresa y con ellas, además de las risas y buenos momentos, también los celos. Manuel Reyes se daba cuenta de cómo su jefe D.Dan tiraba siempre los tejos a su novio Diego Reyes cada año. Podía comprenderlo perfectamente. Su carita guapa, sus ojazos, las ganas que uno tenía de follárselo. Pero prefirió cortar de raíz cualquier conversación que surgiera a la mesa acerca de su culazo, incluso que se sentaran juntos y tuviera que aguantar miraditas entre los dos, incluso algún tocamiento por debajo.

Por suerte para Dan, experto en conflictos laborales y también amorosos, supo manejar la situación y reconducirla a su favor, a favor de todos. ¿Por qué no pasaban de la puta cena y se quedaban los tres follando? Aunque Manuel intentó fingir en un primer momento que no le atraía la idea, en el fondo se moría por hacer un trío. El que no disimuló fue Diego, que se lanzó presto a los brazos de Dan y le metió un morreo.

Se suponía que al ver aquella escenita, Manuel tendría que haberse cabreado, pero se sorprendió a sí mismo cuando sus celos se convirtieron en otra cosa, en ganas de compartir. Mientras ellos babeaban el uno por el otro comiéndose los morros, él se agachó y les sacó las pollas por las braguetas. Los cabrones ya las tenían durísimas, con los cipotes descapullados. Mirando ambos rabacos, los agarró los dos con las manos y los acercó, divirtiéndose y jugueteando con ellos, friccionando un capullo sobre el otro.

La siguiente vez que Manuel miró a la cara a su chico fue con la pollaza de Dan en medio de los dos. Sus ojos claros denotaban vicio. Si eso era lo que le gustaba y podían compartir la experiencia, bienvenida fuera. Se besaron pajeando esa polla grande entre sus labios, compartieron mamada y babas y tanto Diego como Dan le fusilaron el culo sin condones y a pollazos dándose la alternativa.

Al final aquello era una fiesta, una entre hombres bien cachondos a punto de entrar en la noche más caótica, esa en la que pueden suceder cosas que uno no espera. Manuel estaba gozando de la pirula de su macho, que no paraba de empotrarlo contra el armario, cuando notó que la fuerza y el poder de los zambombazos aumentaba. Miró hacia atrás y vio a Dan con cara de empotrador, penetrando a su chico, formando entre los tres un trenecito a pelo de auténtico placer.

VER CUMPANY NEW YEAR’S PARTY EN MENATPLAY.COM

VER CUMPANY NEW YEAR’S PARTY EN MENATPLAY.COM

Mostrar más
Botón volver arriba