Rhys Jagger se folla sin condón y se corre a lefazos en el culazo de Joaquin Arrenas | Bel Ami Online

Estaban en mitad de las grabaciones en el famoso Castillo Kinky Angelo cuando entre bromas el director propuso a Joaquin Arrenas elegir al primer tio con el que le gustaría encamarse. A nadie le sorprendió que eligiera a Rhys Jagger, uno de los más guapos y atractivos, con esos morritos enmarcados en una incipiente barbita y bigote.

Rhys se sintió halagado. Otro más que quería probar sus folladas. Joaquin se sentó directamente en sus martes y meneó el culete mientras le tocaba los pectorales como si realmente se la estuviera metiendo. Podía sentir su pedazo paquete y se dio por follado cuando Rhys le sonrió. El director vio la química de esos dos al instante, así que les dejó ir juntos a darse el lote a solas. Sabía que después de aquello, la escena que hiciera más tarde con ellos saldría de puta madre por esa conexión.

Joaquin se dejó caer sobre la cama completamente desnudo. Le encantó tener a ese machote sobre él, sentir su mano caliente y fuerte agarrando y meneando su polla. La cosa se complicó cuando Rhys empezó a comerle la polla y los huevos sin dejar de mirarle. Joaquin tuvo que aguantar como un jabato, coger a Rhys por la cabeza y besarle, distraerle con otro tipo de cosas. Porque si no, se iba a correr a las primeras de cambio.

Le comió el rabo y se sentó encima de él cabalgándolo a pelo. Cómo gozaba siendo atravesado por esa polla dura y firme, saltando sobre sus piernas mientras su propio rabo rebotaba soltando unos buenos pollazos sobre sus abdominales. Joaquin se agarró la polla y no la soltó, pajeándose duro, regocijándose con cada centímetro del cuerpo de Rhys, sus brazos abiertos cogiéndole por las piernas, obligándole a abrirse, sus bíceps, los pelillos de los sobacos, sus pezones, la tableta de chocolate que recorría su torso y se marcaba cada vez que le metía la encajaba la polla entera sin condón.

Se corrió encima. Rhys le abrió la raja del culo de par en par, le sacó la polla y le soltó la paja en el pandero, a lefazos, algunos certeros impactando en el ojete y otros desviados dejándole un buen chorrazo en el muslo. Joaquin sentía cada uno de esos disparos potentes. Bajó la mano hacia su agujero y deslizó un dedito alrededor de su ojete relleno de crema.

Los dos salieron por la puerta empalmados, con la corrida encima, directos al baño. Sonrieron al resto de chicos que les vitorearon al salir. Aquello se parecía al viejo juego de la botella, como si hubieran estado encerrados en el armario y al salir todos hicieran suposiciones de lo que habría pasado dentro. Pero los chicos no tenían que hacer suposiciones, porque había escuchado los gemidos a través de la puerta y porque sus cuerpos desnudos, sus rabos tiesos y la leche que Joaquin llevaba encima por los dos, ya lo decía todo.

VER A RHYS Y JOAQUIN EN BELAMIONLINE.COM

VER A RHYS Y JOAQUIN EN BELAMIONLINE.COM

Mostrar más
Botón volver arriba