Tendencia

Jack Harrer enamora a Jim Kerouac con su dulce carita, su tonificado cuerpo y su enorme polla y se deja follar sin condón | Kinky Angels

Tough & Tender

Pocos chicos tenían la oportunidad de conocerse como ellos lo habían hecho, en una sesión de fotos en la que se pusieron tan cachondos que terminaron brindando una paja entre colegas al fotógrafo. La cosa no terminó ahí. Estaban tan lejos de sus casas que les alquilaron un lugar donde pasar la noche, paradisíaco, despertando con el mecer de las hojas en las copas de los árboles, el piar de los pajaritos y el sol entrando por la ventana, dibujando sus jóvenes y musculosos cuerpos.

Habían dormido desnudos, sin nada que esconder ya entre ellos después de haberse visto las mingas tiesas en la sesión del día anterior. Jim Kerouac fue el primero en despertar. Rozaba la pierna de Jack Harrer con su polla morcillona. El chaval dormitaba bocabajo, bien rico. Jim no pudo resistirse a pasar la yema de sus dedos por su espalda, por su terso culito, por esos pelitos cortos y rubios que alfombraban su cuerpo.

Jack se desperto y se dio la vuelta. Por lo visto Jim no era el único que se había levantado contento. Jack también tenía el rabo bien gordo y morcillón descansando hacia un lado. Jim sacó a pasear de nuevo las yemas de los dedos de su mano para rozar la superficie del rabo y en cuanto notó que se había puesto un poquitín más duro, le hizo un hueco con el puño y se la empezó a pelar.

Intercaló la paja con besos y caricias hasta conseguir su propósito, dejar la polla del chaval bien dura. Jim reculó sobre la cama hasta dejar la cabeza a la altura de las caderas de Jack, le levantó la pija en alto, bien larga, enorme y gorda y se la metió dentro de a boca, apresándola sin soltarla entre sus labios y degustándola como un caramelito.

Acudió a Jack con el sabor a polla dentro de su boca y lo compartió con él morreándole antes de entregarle su dura picha, tiesa como una roca, completamente descapullada. Jack se enamoró de ella al instante, le cogió por los huevos y se infló los mofletes hasta llenarse la puta boca de rabo. Durante la mamada, Jim no podía dejar de mirar el culito respingón de Jack, contoneándose delante de su jeta, llamando su atención.

Se buscó la forma de no apartar su rabo de la boca del chaval y a la vez lamerle el ojete marcándose un triple, comiéndole el culo y las bolas a la vez que le pajeaba la enorme polla sacándosela entre las piernas. Menudo rabaco le colgaba entre ellas, descomunal. Jim no podía más. Se puso encima de Jack, juntó los dos pollotes y los pajeó juntos. Sin duda los dos estaba más que bien dotados. La naturaleza había sido muy generosa con ellos.

Jim la tenía tan dura y empinada hacia arriba, que tuvo que inclinar el rabo con varios dedos y arqueando el culete para poder meterla a la altura donde tenía la entrada del agujero. Sin condón, le dejó el cipote dentro al calorcito y poco a poco fue empujando, metiéndole toda la tranca hasta posar los cojones en sus nalgas.

Se le cargaron los huevos en cero coma. Era un culo tan mullidito que podría haberse corrido en cuestión de segundos, pero aguantó. Aguantó con tal de ver a ese tio guapo con el culo desvirgado, pajeándose su gruesa polla mientras se la metía. Elevó su culazo y le metió una taladrada monumental penetrándole desde arriba, aprisionando el gigantesco rabo de Jack entre ambos muslos.

Dejó para el final la postura con la que le costaba más aguantar y es que tener a un chavalito así, tragándose su polla, con un rabo enorme fostiándole el torso cada vez que saltaba sobre su tranca, no era fácil. Jack se pajeó y se corrió encima de su cuerpo lanzando unos buenos chorros que le obligaron a retirar la cara. Jim inclinó la cabeza y vio sus abdominales y biceps, hasta su sobaco, cubiertos de leche fresca.

Menudo cabrón. Jim empezó a bizquear de gusto. Tenía la corrida en la punta de la polla. Jack levantó el culete a tiempo para que Jim se corriera, dejando que el magma de semen cubriera su cipote. Otra vez sudados y corridos. De una paja habían pasado a follar y algo les decía que eso era solamente el comienzo de una bonita amistad.

Archivo secreto: Una vez suscrito a Freshmen.net, podrás acceder con tu usuario al archivo de los Kinky Angels desde la siguiente página: https://www.freshmen.net/kinky-angels-archive

VER LA ESCENA EN FRESHMEN.COM

VER LA ESCENA EN FRESHMEN.COM

Mostrar más
Botón volver arriba