Tendencia

Gonzo el guaperas argentino persuadido para mamar polla y ser follado sin condón | Latin Leche

Antes de ponerlo a cuatro patas para ver su cara de gozo penetrado por una buena pija a pelo, así comenzó todo con Gonzo, uno de los muchos guaperas que pasean por el centro de la ciudad y a los que a uno le gustaría llevarse a un callejón, pegarles un buen morreo, bajar a comerles la verga y después darles la vuelta para aventarles el culo a pollazos por estar tan buenos.

Esos ojitos oscuros y grandes, los morritos dibujados por una barba espesa y tan jovencito pintando alguna cana, hacían de Gonzo el tio ideal al que asaltar por el camino, porque si el cámara conseguía llevarse al catre a un chulazo así, pensaba darle y sacarle todo hasta sentir que había compensado con sexo y dinero tanta guapura.

Lástima que nada más mencionar cuestiones sexuales, el pibón empezó a hablar de coños y de las pajas que se hacía para mandarles vídeos a las chicas con las que quería ligar, respetando, eso sí, que al cámara le tirasen los flacos. Pero a quién no le tira un buen fajo de billetes por hacerse unas fotos desnudo en un estudio estando tan bueno si después podía quedarse alguna para fardar en sus redes sociales.

Tras cerrar la puerta del apartamento, el cámara no perdió ni un segundo y lo mejor es que Gonzo se dejó hacer. Cierra los ojos y piensa que te está tocando una chica, le dijo. Pero no lo hizo y miró cómo la mano del cazador se metía por debajo de su camiseta y le tocaba todo el torso peludo para después bajar hasta su entrepierna y meterle un buen agarrón en el paquete.

Nervioso pero empalmado, el cámara se sacó la chorra de la bragueta y enseñó a ese mamón a comerse una polla. Se notaba a la legua que era un novato chupando rabos, pero eso le daba mucho más morbo, sobre todo viendo cómo esa cara tan guapa se esforzaba por tragarse el nardo que no paraba de crecer dentro de su boca. Menudo gustazo cuando se la metió por la garganta y el cabrón se quedó besando y esnifando los pelos de su polla.

Bien firme y recta, se la metió sin condón por el culo, dejando que el chulazo hiciera una sentadilla y se la clavase entera mientras el cámara se deleitaba con las vistas de ese guaperas, su cuerpo peludete y el gordo pollón que le colgaba entre las piernas y le rozaba en el estómago cada vez que se sentaba encima.

Le dio por culo por detrás gozando de su precioso pandero y cuando se lo folló por delante creyó que no llegaba a tiempo para sacar el rabo del culo. En cuanto lo hizo, unos grumos blancos comenzaron a salir de la polla mojando sus nalgas. Era un placer ayudar a otros chicos a descubrir la puerta de atrás. Le hizo unos dedos hasta que el guaperas se corrió encima soltando unos escupitajos de leche de altura. Otro fajo de billetes, por su cara bonita, con la promesa de que se verían de nuevo.

VER LA ESCENA EN LATINLECHE.COM

VER LA ESCENA EN LATINLECHE.COM

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar