John Thomas y Louis Ricaute follados sin condón y recibiendo merendola de faciales de las enormes pollas de Franklin Acevedo, Ethan Metz y Tim Kruger | Tim Tales

Xmas 4some

Los cuatro chicos estaban imbuídos por el espíritu navideño colocando los adornos en el árbol. “Pasadme las bolas“, dijo Ethan Metz. Entonces, sin ningún tipo de pudor, Franklin Acevedo, que iba con los pantalones de chándal puestos, tiró de la goma hacia abajo, se sacó las pelotas y entre risas y mirando a Louis Ricaute y a John Tomas, que alucinaban con el tamaño de su miembro viril, le contestó “¿estas bolas?“.

Ethan, que estaba subido a una pequeña escalera y no tenía nada que envidiarle, se bajó los pantalones hasta las rodillas y le respondió “esas bolas para colgarlas en esta rama bien dura y gorda” y ni corto ni perezoso se agarró el pollón por la base, dio un empujón con las caderas hacia adelante meneándolo y tanto John como Louis se miraron riendo y con la boca abierta por la batalla de pollones que estaban presenciando entre esos dos.

El ambiente se fue poniendo de lo más calentito con tanta conversación subida de tono, acompañada con imágenes difíciles de borrar de sus retinas. Ethan y Franklin acabaron midiéndose los rabos para ver cuál de los dos la tenía más grande y robusta, pero necesitaban de dos jueces que dieran el veredicto final. Louis y John arquearon sus espaldas y con mucho gusto dirimieron con justicia a cabezazos, tragando rabo, mirándose el uno al otro intentando decidir sin éxito qué polla era la más larga y gorda, porque ante dos trancas semejantes la cosa estaba francamente difícil.

Se acabaron las noches de vasito de leche y a la cama esperando impacientemente varias horas a que vinieran Santa o los Reyes Magos. Esos cuatro tios estaban a punto de descubrir un mejor pasatiempo para matar esas eternas horas. Si con las bocas no podían decidir, engañados por la vista, a lo mejor sus culos podrían. John y Louis les dieron la espalda y esos dos machos comenzaron a penetrar sus culazos tragones sin condón.

Tanto uno como otro disfrutaban de 23 centímetros de rabo entrando y saliendo de sus orificios, pero para entonces ya poco les importaban las medidas y quién la tenía más grande, porque ya eran todos ganadores disfrutando como cerdos encima de la cama, unos dando por culo y creando leche en los huevos y otros sonriendo de alegría, sudando, besando el edredón con el culo partido y bien follado.

El soniquete de las caderas y los huevos impactando en las nalgas, los gemidos de auténticos machos inundando toda la estancia, competición de folladas frente a frente, codo con codo y en mitad de todo esto apareció Tim Kruger como Papá Noel entrando en casa por la chimenea, dando de comer rabo a esos dos comilones y regando sus caritas de rica lefa, trayendo la alegría de la Navidad a sus vidas. Tres pollazas enormes bien corridas con el semen sobre sus lenguas. Besitos blancos de buenas noches.

VER XMAS 4SOME EN TIMTALES.COM

VER XMAS 4SOME EN TIMTALES.COM

Mostrar más
Botón volver arriba