Lucas Deen empotra a Dylan Anderson a pelo | Bentley Race

Hay que ser un verdadero apasionado de los documentales de naturaleza en los que se muestra a dos machos luchando por su territorio en una encarnizada lucha para apreciar lo que destila este encuentro entre Lucas Deen y Dylan Anderson. El primero, tan guapo, chulazo y risueño, no acostumbra a que le digan un no por respuesta cuando susurra a otro tio al oído que le quiere follar el culo. El segundo directamente no está acostumbrado a poner el culo.

Antes de que Bentley pueda agarrar la cámara, la lucha ya ha empezado ante sus ojos. Sólo ha sido necesario que Dylan abriera la puerta a su nuevo amiguito para ponerse cachondo en el pasillo y querer comérselo a besos. Todo en su conjunto le ha puesto cachondo, desde el perfil de machote con pelo rapadito por los lados y repeinado por arriba hasta esa camiseta de tirantes que deja ves un pecho peludo y pectorales musculosos con piercing en los pezones.

Por un momento Bentley tiene miedo de que Lucas se sienta cohibido por tanta pasión, pero de momento se está dejando querer. Dylan lo quiere todo de él. No suele arrodillarse y comérsela a las primeras de cambio a un maromo, pero está claro que este debe merecer mucho la pena. Después le da la vuelta, lo pone mirando contra la pared y sumerge la jeta en las profundidades de la enorme raja de su grandioso culo.

Entre fotos y poses, acaban en bolas retozando sobre la cama y hasta el último momento no se sabe quién se va a follar a quién. Como luchadores grecorromanos, uno está encima y ahora el otro, pero al final el guaperas se hace con el control y deja a Dylan de piernas abiertas, agogiendo toda su polla a pelo. Difícil resistirse a un tio que, mientras te folla como un animal, te abraza y permanece gimiendo, susurrándote guarradas al oído.

VER A LUCAS Y DYLAN EN BENTLEYRACE.COM

VER A LUCAS Y DYLAN EN BENTLEYRACE.COM

Botón volver arriba
Cerrar