Trenton Ducati encaja a pelo su gorda pollaza dentro del apretado culito de Danny Gunn | Nasty Daddy

Si se lo pedía, si una sola palabra salía de la boca de ese chavalín tan guapo de ojos azules pidiéndole que lo hiciera, Trenton Ducati le dejaría preñado y no tendría miramientos, le rellenaría con todo su semen como si su culito fuera un pastel de bollería. Crema de pastelero pero de la buena.

Por lo pronto le estaba costando colársela. Era consciente de que tenía una polla bastante grande y gorda, pero hacía mucho que no se topaba con un culito estrecho como el de Danny Gunn y eso le estaba llevando al límite, porque el simple hecho de ver la curvatura del hundimiento de su enorme polla entre los dos cachetes le estaba poniendo malito y sus cojones iban a decir basta en cualquier momento.

Momentos antes se habían enamorado, Trenton de esa carita guapa relamiéndole el nabo y Danny de esa verga de macho que estaba deseando tener dentro de su cuerpo. Una cosa son los deseos y otra la realidad. Que quisieras algo no significaba que pudieras tenerlo. Por suerte, cuando algo se desea con mucha fuerza, no existen barreras y por muy grande que sea una polla, si la amas lo suficiente, tus sueños siempre se cumplirán.

VER AHORA A TRENTON Y DANNY EN NASTYDADDY.COM

 

VER AHORA A TRENTON Y DANNY EN NASTYDADDY.COM

Cerrar