El pelirrojo australiano Jake Gibson machaca un fleshjack con su polla gorda | Bentley Race

Pelirrojo y buen culo, si es que no falla, al menos la mayoría de veces. Según cuenta el directo Bentley Race, el guapetón australiano Jake Gibson se mostró un poco tímido ante las cámaras, de hecho escondía sus partes detrás del monopatín en cuanto podía, un accesorio al que se agarró como una tabla de salvación. ¿Lo hacía porque era tímido o porque la tenía pequeña y no quería enseñarla? Pues ni lo uno ni lo otro. Detrás de la tabla se escondía un cacho pollón largo y gordo de esos para gozar, en los que te pirrias por sentarte encima.

Joder con el chaval, algunos intentando pasar desapercibidos porque creen que la tienen pequeña y otros porque la tienen demasiado grande, no hay término medio. O tenemos el ego subido o no hay quien nos lo suba. Le había comprado para la sesión de fotos y escena de paja unos juguetitos, entre ellos un fleshjack de la vieja escuela, de los originales que no transparentan. Por un momento al verle trempar tan rápido y verla tan gorda y grande, pensó que después de usar el masturbador lo dejaría destrozado o que ni siquiera le entraría. Por suerte los lubricantes junto con el dieseño del aparato impidieron que eso ocurriera (aunque lo dejó dado de sí el cabrón después de follárselo).

WATCH NOW JAKE GIBSON FUCKING THE FLESHJACK AT BENTLEYRACE.COM

WATCH NOW JAKE GIBSON FUCKING THE FLESHJACK AT BENTLEYRACE.COM

Botón volver arriba
Cerrar