[Lucas Entertainment] Dato Foland y Donnie Dean se follan a Nigel Banks sin condón en “A Very Merry Bareback Christmas” (Parte 2)

Con la trempera mañanera y el calentón que llevaba, a Dato Foland le bastaron pocas embestidas a pelo para dejarse ir y meterle toda la lefa dentro del culo a Donnie Dean. Aún así, todavía tiene el pito duro, ha sido todo tan rápido que hasta a su polla le ha sabido a poco y parece que quiere más guerra antes de venirse abajo. No están solos en casa, ya se acerca Nigel Banks por detrás de Dato para hacer que esa herramienta de placer siga bien dura. Se acopla a su espalda dándole besitos, pero enseguida Dato Foland le coge las manos y se las pone en el culazo de Donnie, haciendo que lo abra bien mientras él sigue metiéndola con el jugo del semen chapoteando en el agujero.

Donnie tiene la boca contra el sofá, apagando con él sus gemidos, pero pronto tendrá otra cosa para apagarlos. Nigel se sienta sobre el cabecero del sillón, abre un poco las piernas, se coge el pene todavía flácido y con un par de deditos lo deposita en la boca de Donnie. Un par de chupaditas y eso empieza a crecer que da gusto. Si por algo me encanta Dato Foland y lo que le hace diferente del resto, es porque el cabronazo es un juguetón de mucho cuidado. Me mola esa cara tan interesante que pone y el vicio, como si cada follada para él supusiese un nuevo juego en el que explorar. El tio hace lo que le nace de dentro, le da igual que Donnie esté chupando rabo, le han molado las pelotas de Nigel y alarga la mano para depositarla bajo ellas y tocarle todos los cojones, lo que ve que le gusta, allá que va.

Como buen compañero, Donnie quiere que Nigel también disfrute, así que le deja su hueco para que se tumbe de espaldas en el asiento del sofá, con el culo bien abierto. Dato acerca bien su cipote, con todo el rabo reluciente con su propio semen encima. Sin usar las manos intenta penetrarlo a pelo, pero es tan gorda que necesita un poquito de ayuda. Donnie le pasa una mano por debajo entre las piernas, le agarra la polla y entre los dos consiguen que el polón se introduzca dentro de Nigel. Donnie se queda mirando la follada como un ingeniero mira su obra, desde todos los ángulos, pasando la cabecita entre las piernas para mirar por debajo y por los lados. Quizá esté pensando que hace un rato eso mismo se lo estaba haciendo a él.

Sea como sea, el arquitecto decide meter mano en la obra y formar parte de ella. Dato le cede el terreno y Donnie termina follándose a pelo a Nigel mientras por detrás Dato se la vuelve a meter en trenecito, con tanta fuerza y energía desde atrás, que no hace falta que Donnie haga nada para que su propia polla se inserte en el culo del otro, basta con los empujes de Dato para que eso entre  solo y puedan quedarse los dos a gusto besándose y sintiendo el gusto en su interior.

El que va a hacer ahora de arquitecto va a ser Dato Foland, para asegurar que todo encaja en el sitio correcto. Nigel Banks se pone a cuatro paras sobre el suelo con el culo en pompa, Donnie Dean se le sube por encima y empiezan a follar como los perros mientras Dato mira la penetración por detrás y conn las manos se dedica a toquetear polla y huevos, recogiendo el lubricante que sale del culo y volviéndolo a meter dentro con el dedo.

Donnie saca la polla y de repente frente a Dato Foland se dibuja una imagen maravillosa, la de dos pedazo culos ante sus ojos, meneándose y deseando que les metan rabo. A eso no se puede negar nadie y el chaval se pone manos a la obra, metiéndole la manguera primero a uno y después a otro. Una buena hamburguesa de dos pisos de altura para meter el pepino. Dato se vuelve loquito gimiendo y follando, pero no es de los que se queda con su propio placer, sino que piensa en los demás, así que para tener a los dos contentos, mientras le mete a uno la polla, al otro le hace un dedo.

Es tanto el gusto que siente, que termina sacando la polla, se pone de pie apuntando hacia la raja del culo de Donnie y le mete otra regada de lefa, esta vez por encima, un chorrazo tras otro, ahora más líquida, lo que hace que el semen vaya resbalando por la raja y acabe goteando por las pelotas. Dato se acerca a admirar su obra y mete la boca en la raja del culo para atrapar la leche que le acaba de verter encima. Cuando ya ha atrapado lo suficiente como para llenarse la boca, la escupe en los dos culazos, saliendo toda disparada y blanquita hasta los globazos y las pelotas de Donnie.

En una postura casi imposible, Dato sigue jugueteando. Después de escupir más lefa en el agujero del culo de Donnie, quiere ver cómo le sale toda rebosando del ojete, así que se pone encima de los dos mirando hacia el lado contrario y hacia abajo para tener buena visibilidad cuando salga toda su lefa de ahí dentro, le mete la porra y entonces disfruta mientras la ve salir. Ni crecién corrido descansa, se pone burro, vuelve a agacharse para recoger todo el semen con la boca y decide dejar su semilla por todas partes, escupiendo otra vez la lefa en el culo de Donnie, repasando con la lengua sus cojones, la polla que le cuelga y el cipote, hasta llegar al culo de Nigel y dejarle también un poco de su leche encima. Como loco está divirtiéndose con esos dos culos para él.

Sentado en el suelo y con su propia lefa en la boca, ahora le toca probar otros sabores. Nigel y Donnie se ponen de pie con sus rabos a la altura de su cabeza, uno a cada lado, y gozan de la cara de ese macho guapísimo mamándoles el rabo como nadie se los ha mamado, a boca abierta y tragando con rapidez hasta tenerla entera dentro. Con los preciosos ojos claros mirando hacia arriba y la boca abierta, demasiado están aguantando los dos tios para no meterle todo el amor encima. Dato les ayuda a decidirse acicalándoles el cipote y los huevazos por turnos con mucha ansia.

Donnie Dean tira primero, con el capullo pegando en la barbilla de Dato, le pega un lefazo de altura que le revienta los morros y viaja hasta varios metros detrás de él, el siguiente le moja todo el pelo y la frente y le deja la cara bien guapa. Dato abre la boca y gime disfrutando de todo eso encima, le saborea el rabo notando cómo resbala por encima de sus labios y se prepara para el siguiente. Nigel Banks se la mete desde atrás por la frente. No tira lejos pero de repente empieza a salir leche del capullo toda blanca y espesa cubriendo la boca y la nariz de Dato, que se pone burro con tanta leche encima y empieza a pasar de una polla a otra mezclando semen y escupiendo hacia arriba. Se levanta y como tres cachorritos los otros dos empiezan a relamer sus propias corridas de su cara. Una auténtica guarrada encantadora.

>> ENTRA AQUI Y DISFRUTA DE DATO Y DONNIE FOLLÁNDOSE A PELO A NIGEL EN LUCASENTERTAINMENT.COM

dato-foland-donnie-dean-nigel-banks-1

>> ENTRA AQUI Y DISFRUTA DE DATO Y DONNIE FOLLÁNDOSE A PELO A NIGEL EN LUCASENTERTAINMENT.COM

Mostrar más
Botón volver arriba