La Familia Polla: Tras la reunión con los profes, papi me la mete por el culo | Family Dick

De siempre me habían dado pavor las reuniones en que se juntaban mis profesores con mis padres. Una parte de ti que estaba en la escuela al margen de todo lo demás, de repente salía al descubierto, como si te quitaran una careta y tus padres pudieran descubrir que en realidad no eres un niño tan santito ni tan buen hijo o al revés.

Ahora se habían convertido en algo habitual, de hecho hasta le habían puesto nombre. Las “Conferencias entre padres y profesores” las llamaban. En ellas los profesores hacían de Gran Hermano contanto hasta el último detalle de lo que habías hecho. Sé de alguno que al salir sus padres de la sala, se lo llevaron de las orejas al descubrir que se había estado haciendo pajas con los de último curso y les había comido la polla en los vestuarios del gimnasio.

Lo mío he de reconocer que, aunque me hubiera encantado ser tan cerdo, no era para tanto, apenas un par de meses de vaguería en que no me apatecía hacer ni estudiar nada. Por suerte tenía un padre muy atento que, lejos de desanimarme, no paraba de decirme lo listo que era y lo bien que sabía hacerlo todo. Yo como agradecimiento le enseñé que sabía hacerlo todo muy bien como él decía. Y ya os digo que de esto nunca se enterarán los profesores.

El día de las conferencias, tras acabar la sesión, mi padre se sentaba conmigo en la cama antes de marcharse al trabajo y me decía todas esas cosas bonitas que os acabo de contar. Nuestra relación padre e hijo no era tal, casi que nos habíamos convertido en follamigos por compasión. Nos mirábamos fijamente hasta que llegaba el beso y todo lo demás.

Mi padre se sacaba la chorra de la bragueta, yo me agachaba a chuparle ese pedazo rabo todavía flácido pero bien grande y lo hacía crecer dentro de mi boca con unas buenas chupaditas. Cuando ya estaba completamente dura, me quedaba desnudo a cuatro patas sobre el colchón y mi padre me la endiñaba a pelo por detrás. Yo sentía por sus gemidos y su cara que se lo estaba pasando de puta madre, hasta mejor que yo, cuando me clavaba el mango hasta los huevos. Creo que hasta le daba más gusto que cuando se la metía a mi madre. Me arreaba unas buenas pajas cuando sentía su semen salpicando mis huevos y fundíamos la leche de la misma estirpe de varones.

Nota: Las imágenes, el vídeo y el texto reflejan una obra de ficción. Los actores no tienen ninguna relación de parentesco real.

ENJOY NOW PARENT TEACHING CONFERENCE AT FAMILYDICK.COM

ENJOY NOW PARENT TEACHING CONFERENCE AT FAMILYDICK.COM

ENJOY NOW PARENT TEACHING CONFERENCE AT FAMILYDICK.COM

Close