Controla Ojetes 6: William Seed controla el culo de Jack Hunter en el gym y se lo folla | MEN

El controlador de ojetes se había popularizado de tal forma que ya no sólo era un artilugio destinado a mejorar la calidad de las relaciones sexuales como se imaginó en un principio, ni objeto de bromas que es para lo que más se utilizó después, sino que algunos supieron sacarle un mayor provecho como artilugio de ayuda para mantener una mejor forma física.

Por aquel entonces (por supuesto antes de que conociera las bondades de abrirse de piernas a un macho y a otro), William Seed todavía estaba reticente a meterse algo que fuera más grande que un supositorio por el culo, pero cada tarde acudía religiosamente al gimnasio con su colega Jack Hunter, mando en mano, para ayudarle a dar lo mejor de sí.

La cosa era muy sencilla. Jack se metía el controla ojetes por el ano y bastaba aplicar al mismo la potencia necesaria para conseguir que rindiese a tope, haciendo verdad la máxima de que con la motivación necesaria, se pueden lograr mejores objetivos. Y vaya si los lograba, menuda pedalada arreaba a la bicicleta estática, duplicando los kilómetros cuando el controla ojetes se ponía en marcha.

Para hacer abdominales, era la puta caña, aunque para otros ejercicios como el levantamiento de pesas, el accionarlo en determinados momentos, no era lo más idóneo, ya que las pesas y la barra se soltaban de las manos al sentir el gustillo en el culo aflojando todas las estremidades. Digamos que el controla ojetes era un buen entrenador de cardio, pero no de fuerza.

Tras el duro entrenamiento, cuando ya todos los clientes del gym se habían marchado, Will y Jack se retiraban a la zona de estiramientos, Will se bajaba los pantalones y le daba de comer polla. Joder cómo se la comía el cabrón, con qué ansias, como si fuese el último vaso de agua del desierto. Entonces llegaba el momento de William para entrenar, ejercitando todos sus músculos follándose a saco el culazo de Jack. El tio se trabajaba bien los abdominales machacando el culo al ritmo de un martillo neumático, así tenía el six-pack, molón molón.

ENJOY NOW WILLIAM SEED AND JACK HUNTER AT MEN.COM

ENJOY NOW WILLIAM SEED AND JACK HUNTER AT MEN.COM

ENJOY NOW WILLIAM SEED AND JACK HUNTER AT MEN.COM

Close