Kurtis Wolfe se come el rabo Ryan Bones bien crecidito | MEN

Siempre que llega a un nuevo vecindario, y lleva ya unos cuantos, a Kurtis Wolfe le encanta pasearse por sus calles para mirar el percal de maromos que lo habitan. Con su porte, siempre termina pescando a alguno el primer día de exploración, a menudo un buen macho empotrador que le dé caña.

Esta vez ha terminado en un lugar un tanto alejado de la ciudad, con pocas casas y mucha naturaleza, pero espera encontrar un leñador que sepa manejar el mango del hacha. Parece que la suerte le sonríe al toparse con Ryan Bones, uno de esos que él busca, guapo, fuerte, con grandes biceps, pectorales, pantalones y camiseta bien rellenos, barbita, cara de follar a todas horas en cualquier lugar, el tipo de hombre al que le pones un agujero delante y no lo desperdicia.

Se lo llevó a la cabaña que acababa de alquilar. Se le puso durísima sentado en el sofá, mientras ese tiarrón se desabrochaba los pantalones y bajaba los vaqueros. Todo hacía suponer que le iba a llenar la boca y el culo a lo grande… pero se bajó los calzones y el tio tenía un cacahuete pequeñín!! Adiós al rabo duro, adiós a la líbido, todo bajó igual que subió, lo sacó de su casa y Ryan se preguntó dónde quedaba el amor.

Pero qué amor ni qué ocho cuartos si acababan de conocerse y lo que Kurtis quería era un rabo que le molase. Ryan no desistió. Se tomó unas píldoras mágicas, regresó a la cabaña, convenció a Kurt de que le diera una nueva oportunidad para que viese cómo le crecía y Kust, pensando en que era cierto aquello de que no debía juzgar un libro por su portada, espero un milagro.

El milagro ocurrió, esa mini pito se convirtió en una polla gorda, pudo darse el placer de merendar rabo a boca llena y se puso a cuatro patas enseguida para que le follase el culo, antes de que se pasara el efecto de la magia.

ENJOY NOW KURTIS WOLFE AND RYAN BONES AT MEN.COM

ENJOY NOW KURTIS WOLFE AND RYAN BONES AT MEN.COM

ENJOY NOW KURTIS WOLFE AND RYAN BONES AT MEN.COM

Close