Tomas Salek se deja dar por culo a pelo por el guapísimo machote empotrador Leo Lombar | William Higgins

Empleó con su amigo el truco que solía utilizar con los chicos que iban mucho al gimnasio y le salió redondo. Tomas Salek solo tenía que alabar el cuerpazo de Leo Lombar para tenerlo en le saco. Fue fácil, porque la verdad es que el tio estaba buenísimo y estaba cachas, además de ser rabiosamente guapo.

Primero le tocó los biceps, después le convenció para que se quitase la camiseta y así poder ver esos músculos mejor y hasta consiguió que le dejase echar un poco de aceite por encima para resaltar mejor esas formas. Ya lo demás fue cosa de Leo, que viendo el interés de su amigo por el culturismo, se quitó por iniciativa propia los pantalones quedándose en calzones en la habitación.

Con la excusa del aceite, Tomas se dio el gustazo de tocar cada centímetro de ese musculoso cuerpo y cuanto más lo hacía, más palote se ponía, así que antes de que su colega le notara la empalmada, le lanzó una indirecta y fue a por todas: “Oye, que dicen que los culturistas la tenéis pequeña, ¿es verdad?“. Como hombre, sabía que nada hería más el orgullo de otro que el que te dijeran algo que no era verdad.

Enseguida Leo se bajó los calzones y le enseñó la pija para que se la chupara. No es que fuera un pollón enorme, pero el tamaño y grosor de esa polla casaban a la perfección con su cuerpo, un rabo proporcionado y bastante rico que Tomas disfrutó dentro de su boca y siendo empotrado a pelo por el culo. Le encantó ver a ese macho y todos sus músculos trabajando la follada que le estaba metiendo y fue todo un placer abrirse de piernas para un chavalote guapo como él con tanto que dar. Después de herir el orgullo, era necesario lamerse las heridas.

WATCH NOW TOMAS SALEK AND LEO LOMBAR AT WILLIAM HIGGINS

WATCH NOW TOMAS SALEK AND LEO LOMBAR AT WILLIAM HIGGINS

WATCH NOW TOMAS SALEK AND LEO LOMBAR AT WILLIAM HIGGINS

Close