Viktor Rom y Manuel Skye descargan la fuerza de sus enormes pollas penetrando el culazo de Klim Gromov a pelo | Lucas Entertainment

Seguro que muchos os acordáis de este doble pajote clásico de dos machos del porno hetero. La de leche que habremos soltado de los huevos en nuestros sueños húmedos, estando en medio ya aguantando cero coma en soltar toda la lefa al sentir cerca esos dos rabos moviéndose a la par, o gateando por el suelo como unos perracos, coger los dos pollones con la mano y pajear y chupar como unos cerdos hasta dejarnos los morros sucios.

Ahora otros dos pedazo de machos bien dotados del porno gay, Viktor Rom y Manuel Skye repiten el clásico y van un paso más allá, porque no se quedan en pajotes individuales leyendo unas revistas porno con los rabos fuera. Klim Gromov se convierte en lo que siempre quisimos y libera a esos dos hombres de la atadura de sus manos, sustituyéndolas por las suyas y por su boca tragona y viciosa. Es hora de volver al sueño y darle una merecida continuación.

La realidad cae por su propio peso. Para qué seguir recreándose la vista con fotos de hombres desnudos si ya están ellos en carne y hueso para disfrutarse. Viktor y Manuel retiran revista y tablet y por primera vez se descubren las pollas que había detrás de ellos. Una más morenita y la otra más blanca, pero casi gemelas a la par que gordas y con un buen par de huevos. No es de extrañar que Klim ya las haya dejado mojaditas con sus babas en nada de tiempo.

Al principio se quedan un tanto contrariados con tanto rabo y casi montan un trío, pero al final deciden convertirlo en una follada máxima al chaval que con tan buen gusto les ha comido las pollas, penetrándole sin condón por la boca y el culo sin descanso, dejándole un buen hueco en el ojete y haciendo que se atragante con ganas con sus enormes cipotes.

Lo cogen el volandas con  sus brazos fuertes, metiéndolo entre sandwich de hombretones. Lo tratan con cariño pero se la meten con rabia. Se lo pasan de uno a otro como buenos colegas de cama y cuando uno está en su mejor momento pajeándose el pollón con ese culo, el otro reclama su turno. Ninguno se sacia.

La corrida está a punto. Es hora de mandar al nene a dormir con su taza de leche. Viktor está a punto de vaciar sus huevos y ahí está la carita de Klim con la lengua por fuera esperando recoger toda la lefa. Es tan sólo la tetilla del biberón que está por venir y es que Manuel tiene la escopeta bien cargada siempre y convierte su corrida en un espectáculo de fuegos artificiales para los más viciosos de los lefazos a larga distancia.

WATCH NOW VIKTOR, MANUEL AND KLIM AT LUCASENTERTAINMENT.COM

WATCH NOW VIKTOR, MANUEL AND KLIM AT LUCASENTERTAINMENT.COM

WATCH NOW VIKTOR, MANUEL AND KLIM AT LUCASENTERTAINMENT.COM

Close