Los hermanastros Mark Long y Roman Todd se follan y dejan follar por Ty Thomas sin condón | Next Door Studios

Hacía pocos años que sus padres se habían conocido. Desde entonces Mark Long y Roman Todd se habían convertido en amigos y hermanastros y no había noche del fin de semana en que no lo petasen en cada fiesta. Fue Roman el que enseñó al benjamín de la nueva familia lo que era divertirse de verdad y de él aprendió a camelarse a los tios a la puerta del baño y salir de un garito con el culo follado y los morros llenos de lefa.

Hasta ahora, siempre habían salido juntos desde que se conocieron, pero nunca habían culminado ni compartido faena juntos. Sus caminos siempre se habían separado tras las enseñanzas de la noche y lo que compartían después era ya a tiempo pasado, charlando acerca de las pollas y los culitos que se habían cenado cada uno.

Mark sabía que su capacidad de empotrador había aumentado desde que llevaba a Roman a su lado. Juntos formaban una combinación especial de macho y guaperas a la que pocos podían resistirse, por lo que si por separado tenían un gran éxito, juntos serían el alma de la fiesta sin lugar a dudas.

Una mañana, Mark propuso a su hermanito ir a follarse juntos al chaval que se había quedado a dormir en casa. Mark ya se lo había trajinado esa noche, así que le contó con detalle el impresionante culito tragón que tenía y la pedazo polla que se gastaba entre las piernas. Roman se acababa de despertar y hacer una paja. Se negó, pero en cuanto empezó a escuchar los gemidos en la planta de arriba cuando su hermano volvió a follarse al chavalito, no pudo evitar ir a espiar.

Era la primera vez que veía a su hermano meterla. Se le puso dura al ver su culito empotrando al chaval. Mark escuchó sus pisadas subiendo la escalera, giró la cabeza y con un gesto le invitó a follar. Sin que Ty Thomas se enterase, los hermanos se intercambiaron y Roman se zumbó el culo compartido. Era verdad eso de que el chavalín tenía un culo apretado, costaba penetrarlo al cabrón, pero bien que entraba.

Lo que ocurrió después nunca hubiera podido imaginarlo. Mark se puso detrás, empezó a frotar la polla contra la raja de su culo y a Roman le dio un gustito tan bueno que separó un poco las piernas y dejó que su hermano se la colase a pelo por detrás formando entre los tres un trenecito de lo más guapo.

Pasó un buen rato hasta que el chaval se enteró de que había tenido dos pollas diferentes en el culo. Cuando eso sucedió, en vistas a que a Roman le había gustado la experiencia de recibir por detrás, le pidió que se lo follara con esa polla de cabezón gordo y después miró flipando cómo su hermano Mark, empotrador declarado, recibía también rabo por el culo y gemía como un cerdaco. A pajas que terminaron los tres sobre el sofá, dejándolo lleno de leche.

ENJOY NOW MARK, ROMAN AND TY BAREBACK AT NEXTDOORSTUDIOS.COM

ENJOY NOW MARK, ROMAN AND TY BAREBACK AT NEXTDOORSTUDIOS.COM

ENJOY NOW MARK, ROMAN AND TY BAREBACK AT NEXTDOORSTUDIOS.COM

Close