Ricky Molina se corre encima del director y le come el rabo | Bentley Race

A sus 24 añitos, Ricky Molina es un juguetón de mucho cuidado. Tenía muchas ganas de que Bentley Race le hiciera una de sus sesiones fotográficas y el cabrón, mientras la cámara estaba disparando, estaba bien empalmado. Otros a lo mejor necesitan tiempo hasta que el rabo se les pone morcillón, pero lo de Ricky es empinamiento espontáneo.

Una buena polla que tiene, curvadita y sin seguir cánones establecidos de cómo debe ser un rabo. Sólo sé que tiene que dar gusto echarle una mano y pajearla a tope, porque se nota que debe estar calentita y tiene que soltar bien de leche. El chaval es delgadito, nada de cuerpo de gym, muy normal y lo que más llama la atención es esa mirada de ojos oscuros y grandes que te atrapan.

La sesión de fotos pronto se convirtió en una fiesta personal en la que el director acabó con el rabo bien mamado y con la ropa machada de lefa, porque se puso a echarle fotos desde abajo y el cabroncete se corrió encima. Ricky quiere hacer porno, tiene muchas ganas, ha demostrado con hechos lo que desea y nosotros tenemos ganas de verlo.

WATCH NOW RICKY MOLINA AT BENTLEYRACE.COM

WATCH NOW RICKY MOLINA AT BENTLEYRACE.COM

Close