Guillaume Wayne se folla a pelo a Danny Azcona y le mete una docena de lefazos en toda la jeta | Fucker Mate

361Views
No es otro blog gay

El machote de cuerpo atlético le tenía completamente atrapado. Notaba su mano calentita posándose tímidamente sobre su trasero. A esa mano le siguió la otra, las dos amasando su culazo, separando los cachetes, algo que irremediablemente le volvería a hacer dentro de un rato para perforarle la raja a placer. Le bajó los calzoncillos y notó el calor de esas manos piel con piel. Un dedito paseándose por la entrada de su agujero.

Él hizo lo propio con sus calzones, dejando poco a poco cada centímetro de su lustrosa polla al descubierto. Se la metió en la boca y tragó hasta donde pudo. Era larga, muy larga y estaba muy dura, lo que dificultaba el logro de posar los morros sobre la base de su rabo, una base depiladita libre de pelos que hacía que ese tronco pareciera incluso de dimensiones aún más desproporcionadas.

El cabrón de Guillaume Wayne le tenía bien atrapado como a una puta, por delante dándole polla, culeando como si le estuviera follando la jeta, obligando a su rabo a pasar más allá de la campanilla y por detrás ese dedo juguetón había pasado de las caricias a la penetración. En medio con tanto placer, Danny Azcona estaba a punto de ver cómo le flaqueaban las piernas de tanto gusto.

Fue un placer darle la espalda, ponerse a cuatro patas sobre la cama y abrirse bien de nalgas dejando que sus morros se acoplasen en toda la raja del culo, su lengua humedeciendo la entrada y parte del interior y el dedo gordo arrastrándola hacia adentro, lubricando el camino. Por el rato que estuvo con la cabeza entre sus piernas, se podría decir que estaba disfrutando de ese par de globazos suabes y de cómo dilataba su agujerito. Lo acababa de conocer esa misma noche en el bar y no tenía ni puta idea de si normalmente le iba lo de desflorar culitos de los muchachos que caían en sus redes o si era padre de familia y lo suyo era lamer coños, pero el tio sabía de puta madre cómo comerse un culo.

Cuando se puso en pie de nuevo, no escuchó abrirse el cajón de una mesilla, ni una mano introducirse en los bolsillos de unos vaqueros, ni el rasguido del plástico y el sonido del látex ajustándose al manguito. No escuchó nada de eso. Le introdujo toda la polla a pelo como un rey, enterita. Pudo notar su par de melocotones rebotando cerca de su ojete.

No estaba acostumbrado a tenerlas dentro tan duras y aunque Guillaume lo hizo con rapidez, eso no evitó que en la primera enchufada le pareciera que esa polla era infinita, menuda vara larga. Una vez se la hubo encasquetado toda dentro, el tio se abrazó a su cuello, con el torso musculoso y fuerte pegado a su espalda, y empezó a bombearlo con mucho cariño pero sin contemplaciones.

Tener a un tio con su pedazo rabo dentro de ti y mirarle a la cara, observar cómo te machaca el culo con fuerza, es una de las cosas más placenteras de la vida. Danny se tumbó boca arriba con las piernas bien abiertas y disfrutó de esa experiencia de la que nunca se cansaba. Le encantó sentir la mirada fija y concentrada de ese macho guapo, sus abdominales tensos cada vez que le rebanaba el culo y las manos detrás de su cabeza, propinándole de vez en cuando una caricia en la cara que agradeció.

Iba a ser complicado que un tio así de activo permaneciese quieto unos instantes, pero Danny iba a intentar montarle el palo. Lo dejó tumbado en la cama y se fue sentando sobre su rabo, dirigiendo el durísimo misil dentro de su agujero. Tenía un buen culo para hacer pajas en esa postura y ningún tio se podía resistir a ello. Guillaume no fue menos y comenzó a mostrar síntomas de corrida inminente, gimiendo, echando la cabeza hacia atrás por el tremendo gustazo. Danny iba a seguir con todo hacia adelante, así que o ese macho aguantaba o se le ventilaba la polla dentro metiéndole una preñada. Las dos cosas iban a ser igual de buenas.

Muchos tios antes ya se habían vaciado los huevos en su interior de esta forma, pocos aguantaban. Guillaume estaba hecho de otra madera y el cabrón en lugar de doblegarse, le agarró la cabeza por el pelo y empezó a follarle el culo elevando las caderas una y otra vez a gran velocidad. Quizá si le hacía lo mismo, pero esta vez dándose la vuelta, dejando a solas a su polla y la visión de un culazo bien follado…

No había forma, el tio le posaba las manos por debajo y le animaba a saltar y finalmente volvió a meterle una follada de campeonato que dejó a Danny KO con los ojos en blanco y gimiendo sin parar. Danny se estaba haciendo una paja y tuvo que parar, porque al final si no iba a ser él el que se corriese antes. Después Guillaume lo colocó en volandas sobre su cuerpo y ahí el chavalín perdió la noción del tiempo y el espacio. Tenía claro que ya se había convertido en la posesión de ese macho y aquello acabaría cuando él quisiera.

Danny desplegó sus piernas de nuevo tumbado sobre la cama. Quería tener la visión completa de Guillaume follándole el culo cuando se corriese. Tan guapo, con una cara tan varonil, tan fuerte… Danny cerró los ojos con esa visión e la retina y lo que le salió por la raja de la polla fue alucinante, un chorrazo más potente que la hostia, que de haber tenido la cara mirando ligeramente hacia adelante, se hubiera llevado el lefazo directo en toda la jeta.

Guillaume abandonó su culo y se puso de rodillas a pajearse con la cabeza de Danny a tiro. El chaval no se había hecho un selfie por los pelos, pero Guillaume le iba a hacer una buena foto. Pajote fuerte y de la polla del machote comenzaron a brotar lefazos cortos y espesos que caían como la nieve encima de la cara de Danny, introduciéndose por su boca. Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, acompañados de gemidos, siete, ocho, tenía los huevos bien cargados el cabrón, nueve, diez, ya se estaba ahogando en semen, once, una docena de tiros y por fin paró. Aquello se merecía chuparle la polla resbaladiza por todo el esfuerzo. Nunca nadie antes le había dado tanto amor, tanto que le entraba hasta por las orejas.

 ENJOY NOW GUILLAUME WAYNE BAREBACKING DANNY AZCONA AT FUCKERMATE.COM

 ENJOY NOW GUILLAUME WAYNE BAREBACKING DANNY AZCONA AT FUCKERMATE.COM

No es otro blog gay