La Familia Polla: Dillon Smith se folla a su hermano Chris mientras le chupa el rabo a su padre John | Family Dick

619Views
No es otro blog gay

Por mis cojones como que me llamo Dillon Smith, de la familia Smith, que mi padre o se busca curro o no vuelve a entrar en casa. Pues no llego a casa de madrugada, después de pasarme toda la jornada de segurata recorriendo pasillos, y me encuentro a mi padre John tendido boca abajo en la cama en pelotas, otra vez borracho y seguro que después de haberse follado a otra puta.

Encima voy, le doy la vuelta y el muy cabrón apesta a alcohol y a semen, que tiene todos los pelos de la polla vestidos de blanco. Y por ahí danzando un puto juguetito, un dildo consolador que si por mí fuese le metía en ese momento por el culo hasta que le saliese por la boca. Joder, no sé por qué coño lo toqué, estaba lleno de vete a saber si lubricante o corrida. Se me quedó toda la mano pringosa.

Ahora que lo pensaba, no había visto la polla a mi padre desde que era pequeño, cuando me metía en el baño y lo encontraba meando. Desde entonces lo había idealizado porque para mí todo era grande, aunque ahora que lo veía ahí durmiendo la mona, tenía una buena porra entre las piernas, estaba claro de dónde habíamos salido mi hermano Chris y yo. Se la palpé y se la pajee un poco, en parte para quitarme el lubricante o lo que fuera que se me había quedado en la mano, en parte porque me llamaba la atención pajeársela a mi padre, total era un cabronazo, aquella familia estaba ya rota y podría ser uno más de los papis que se follaba todos los findes.

Estaba a punto de chuparsela cuando apareció Chris por la puerta. La escenita era perfecta para no poder dar explicaciones. ¿Qué hacía yo agarrando en rabo de padre con una mano y en la otra el dildo? Intenté llevar la conversación por otros derroteros, pero en ese momento mi hermano se enteró de que yo era gay. Bueno, bien mirado, así me ahorraba las palabras.

Ya que no podía dar explicaciones, me tiré un órdago y yo también descubrí que mi hermano era gay. Por cómo miraba a papá, supuse que nunca le había visto el rabo. Unas palabras mías fueron suficientes para que le comiera toda la polla. Yo le sostenía el rabo en firme mientras él abría la boca y comía rabo. Ya sé que esta no es la forma en la que normalmente las familias se enteran de que a sus hijos les van los rabos duros y calientes, pero es que nuestra familia es la polla.

Vaya el pequeñín lo que se guardaba todo este tiempo, y por cómo chupaba, aquella no era la primera que se comía. Ese día yo descubrí dos pollas, la de mi padre y la de mi hermano. Le destapé el culito bajándole los pantalones y le metí el dildo por el ojete después de hacer que lo chupase. El cabrón estaba en modo mamador que se lo tragaba todo, aunque estuviese pringoso de corrida.

Agaché la cabeza y le lamí los huevos y el rabo. Era raro chupar una verga tan parecida a la tuya, lo reconozco, pero me estaba poniendo cachondísimo. Siempre había querido saber si mi hermano, al ser más alto que yo, la tenía más larga.

Me estaba entrando mucho calor. Me desprendí de la camiseta, me quité los vaqueros e invité a Chris a cambiar de tranca. Ver los labios de mi hermanito resbalando por cada centímetro de mi polla me puso a mil. Ahora cada vez que tuviera ganas de follar y no tuviera culito, ya lo tenía a él. Todo quedaba en casa. Tres generaciones de hombres mamándose los rabos, aquello era la puta hostia.

La habitación apestaba a alcohol, a rabo y a sudor de macho, el ambiente propicio para cometer guarradas. Estando en familia, se suponía que no hacían falta condones. Yo siempre llevaba suficientes en la cartera por si acaso, pero entre hermanos iba a ser que no. Le puse a cuatro patas para que se la mamase a padre y le rebané el culo metiéndole toda la polla dentro.

Sólo había visto gritar a su hermano llamando a papá cuando él le hacía alguna trastada. Ahora gritaba y gemía por algo bien diferente. Los tres hombrecitos de la casa sobre la misma cama. Papá durmiendo la borrachera y los dos hermanos follando juntos. Como viniese mamá lo iba a flipar.

Chris se la estaba cascando rápido para corrida. Entendí que estaba buscando motivos para vaciarse los huevos cuando empezó a mirarme y cuando miraba a papá a su carita con barba. ¿Te van los ositos cabronazo? Se ventiló la polla dejándose la corrida encima del ombligo. Le saqué el rabo del culo y lo dirigí hacia su cara. Los chorrazos salieron despedidos más allá de ella, mojando el pecho peludo de papá y mientras mi hermano se quedaba gozando con toda mi leche encima de su jeta, paseé mi polla recién ordeñada por la barba de mi padre.

Nota: Las imágenes, el vídeo y el texto reflejan una obra de ficción. Los actores no tienen ninguna relación de parentesco real.

ENJOY NOW SMITH FAMILY FUCKING TOGETHER AT FAMILYDICK.COM

ENJOY NOW SMITH FAMILY FUCKING TOGETHER AT FAMILYDICK.COM

No es otro blog gay