Camp CockyBoys: Calvin Banks y Josh Moore se follan el uno al otro en esas noches para no dormir | Cocky Boys

Una de las premisas que más molan en los campamentos de verano es la de “no hay tiempo para dormir“. Aprovechar el tiempo al máximo antes de que se te vaya de las manos, salir a escondidas a hacer todo tipo de gamberradas mientras los monitores duermen a pierna suelta.

En todo los campamentos hay un tio que es el más guapo, el más buenorro, al que todos quieren tirarse. Y en este grupo no podía faltar tampoco, aunque según gusto, muchos se rifarían el puesto, pero en su día ya todos fueron conscientes, por las miraditas que le echaban las niñas y porque se las llevaba a todas de calle, que Josh Moore era el ligoncete.

Lo que los demás no saben es lo que sí sabe Calvin Banks. Ellos dos no se han reencontrado ahora, sino que hace pocos años coincidieron de forma casual cuando su novia y él contactaron por un anuncio de periódico para hacer un trío con un chaval que a los dos le llamaba la atención por la descripción: “Tio rubio, pelo corto, guapo, musculoso, buena polla, cumplo fantasías para parejas“.

Ya me diréis, menudo papelón cuando se vieron las caras y se reconocieron. Y así de buenas a primeras, de pasar a ser chiquillos de cinco años haciendo travesuras, ahora estaban en una habitación de hotel follándose a la misma chavala y no sólo eso, sino que resultó que al guaperas le iban también los rabos, meterlo y que le metieran.

La pregunta ahora era: ¿después de estos años a Josh le seguirían gustando las pollas? La respuesta la encontró en una de esas noches en las que no se debe dormir. Primero lo pasaron de puta madre en la piscina y después, al calorcito de una chimenea, que el invierno no está reñido con el verano, Calvin volvió posar sus labios en esos maravillosos pezones de unos duros pectorales. Por el bulto que se estaba pronunciando bajo los speedo de Josh, parece que nada hqabía cambiado, le gustaba lo mismo de antes.

Lo siguiente que se comió, después de darse unos hostiazos en la cara, fue su enorme y gorda polla, la del más guaperas. Sin permiso, le levantó las piernas, le dejó el ojete al descubierto y gozó de ese culo que antaño disfrutara en compañía. Calvin se metió una acabada también dejándose follar el agujero y, para acabar la mayor gamberrada que habían hecho nunca los dos en un campamento, acudió raudo a la polla de Josh que comenzó a correrse y le merendó toda la lefa. Con caras de felicidad y morretes cubiertos de blanco, volvieron a las cabañas con los demás. Nadie tendría por qué enterarse de que fingieron un falso encuentro al volverse a encontrar en el campamento.

WATCH NOW CAMP COCKYBOYS WITH JOSH MOORE AND CALVIN BANKS AT COCKYBOYS.COM

WATCH NOW CAMP COCKYBOYS WITH JOSH MOORE AND CALVIN BANKS AT COCKYBOYS.COM

Tags
Show More
Close