Comiéndole el pollón, las pelotas y el culo al machote de Peter | Beefcake Hunter

241Views
No es otro blog gay

De broma en las duchas, alguna vez le habían toda la picha otros tios, igual que él a ellos, pero nunca antes otro hombre había puesto las manos sobre su herramienta empalmada. Sentir cómo las manazas de un tio se metían por los boxer buscando el calor de su rabo, fue la primera y última barrera que le faltaba por romper para abandonarse al placer del sexo.

Mira que tenía una cacho polla gorda y grande, pero según se bajó las bermudas, Vic le agarró el mango con una mano y fue a comerle directamente los huevos, justo su punto débil, esa zona que le ponía cachondón y que cada vez que le rozaban hacía que fuera inevitable que le saliera un guiño de placer con el ojo izquierdo, el tic de los cojones que lo único que provocaba era que, quien descubría su zona erógena, no parase de comerle las pelotas.

Vic le había puesto a Peter una peli porno de tias con buenos melones, pero Peter terminó mirando la cinta de pasada, porque su vista se concentraba cada vez más en esa boca chupando su nardo. El pollón, las pelotas… sentía tanto gusto que no sabría decir en qué momento terminó con las piernas abiertas hacia arriba y con la lengua de un tio lamiéndole el ojete. Es más, juraría que si le hubieran metido una polla en ese momento, la habría recibido sin rechistar.

Pero lo que quería aquel mamón era sacarle la leche de los cojones. Peter no es que fuera un erudito en meter lefazos a larga distancia, pero podía estar orgulloso de la fuente de leche en que se convertía su rabo expulsando lefa, como si fuera una fuente de chocolate, pringando de blanco la mano que le daba de comer.

ENJOY NOW PETER MILKED AT BEEFCAKEHUNTER.COM

ENJOY NOW PETER MILKED AT BEEFCAKEHUNTER.COM

No es otro blog gay