William Seed le da otra de rabo a Zack Hunter y le lefa la boca a Will Braun en “Hide and Seek, Parte 2” | MEN

375Views
No es otro blog gay

Su compi de piso abrió la puerta de repente, sin llamar antes, como solía hacer el muy cabrón. Así lo pilló, medio en bolas encima de la cama con el rabo a punto para empezar a cascarse una paja. Por suerte le traía al sustituto perfecto para no tener que zarandeársela esa tarde, a Zack Hunter, el vecino de al lado que siempre estaba espiándoles cuando salían a echarse unas pachangas a la pista de baloncesto.

Se lo tiró encima de la cama a tiro hecho, con la cabeza directa en sus partes. Bueno, ya que había caído así y la tenía morcillona, pues William Seed le dio de comer un poquito, aunque el chaval no se conformaba con pequeños bocaditos, sino que era todo un glotón y se metió la tranca gorda intentando tenerla toda dentro. Con tanta hambre, Will tuvo miedo de que le mordiera, que no quería nada de dientes, pero Zack se la mamó de puta madre con mucho cuidado y aplicándose bien con la lengua.

Lo hacía con tantas ganas que Will ya se estaba poniendo burro, así que le puso una palma en la cabeza y le folló la boca sacándole unas cuantas veces las lágrimas. Aquello apenas fue un paseíto para lo que se avecinaba, cuando le puso a cuatro patas sobre la cama y se lo folló como a una nena, poniendo en marcha toda su musculatura para arrear fuerte, metiéndole una buena culeada con toda la barra de energía dentro del culo. Zack no podía creerlo, follado en la misma tarde por sus dos vecinos cachas y guaperas por los que se llevaba matando a pajas desde que se mudaron. Estaba tan cachondo que no tardó en correrse con una chorreada de cine y en ver cómo la lefa de su querido vecino se mezclaba con la suya.

El que estaba a punto de correrse era Will Braun, otro de los vecinos al que le gustaba espiar, solo que este ya se metía dentro de las casas e incluso de los armarios. Allí fue donde le pilló William, oculto mirando la follada que le había metido a Zack. William todavía tenía fuerzas para echar otra folladita, aunque después de agujerear a ese, miraría por todos los rincones por si acaso había otro curioso espiando con ganas de mandanga. El chavalito no sólo se fue más contento que unas castañuelas a su casa por haber sido follado, sino que se llevó en la boca el manjar de una buena deslechada de rabo de macho.

ENJOY NOW WILLIAM SEED FUCKING ZACK HUNTER AND WILL BRAUN AT MEN.COM

ENJOY NOW WILLIAM SEED FUCKING ZACK HUNTER AND WILL BRAUN AT MEN.COM

No es otro blog gay