Has sido un niño muy malo. Te has portado todo el año como un puto perraco. De lunes a miércoles te has despellejado la polla a pajas, los jueves te has ido a mamar pollas de desconocidos al campo, los viernes te has puesto las botas en el spa dejando que cualquiera te follase en los vestuarios, los sábados has visto amanecer tras salir del último cuarto oscuro con la cara lefada, la boca con sabor a macho y el ojete abierto y los domingos descansó el señor follándose a su colega y aplicando todo lo aprendido durante la semana.

Cómo esperas que después Papá Noel baje por la chimenea trayéndote un regalo que no sea un buen lingote de carbón largo, duro y bien gordo para que tu boca y culo sigan disfrutando incluso en el día de Navidad. Acércate al árbol de luces de colores, niño reno Klein Kerr, que el Papá Noel morenito Carlos Leao está a punto de colarse con su pedazo trabuco negro por tu casa y dentro de tu culo. Siéntate encima de sus piernas y siente el calor de la Navidad.

Siente sus labios y su lengua, disfruta del poco rato que esté a tu lado antes de que viaje con otros niños para darles placer, aunque contigo sabes que se quedará más tiempo, porque has sido tan malo y tan cerdo que te lo mereces por partida doble. Siente sus manos grandes arropándote el cuello, nota cómo a cada muestra de amor tus calzones ceden varios centímetros por lo dura que se te está poniendo la polla.

Descubre qué hay al otro lado del traje rojo con remates blancos del hombre que surca los cielos para entregar regalos a todo el mundo. Soba su cuerpo todo lo que quieras y déjate sorprender por el pedazo mazapán que esconde entre sus piernas. Diviértete con el portentoso y gigante juguete que cuelga y después chupa a fondo con todas tus ganas. Degusta el cipote que surca tu lengua hasta taponarte la garganta y haz el intento, cada vez un poco más, de llegar hasta las pelotas con los labios. Demuéstrale que todo lo que has aprendido durante el año.

Agárrale el micro con tu mano y ponte a cantar esos villancicos de gemidos que tan bien se te da cantar a ti. Disfruta de cómo el pequeño Papá Noel crece dentro de tu boca y come pollón hasta saciarte como una buena puta. Eres su niño mimado y sólo tú se la consigues poner así de dura y gorda cada año.

Deja que te haga lo que le hace a sus renos para iniciarles en su largo viaje. A cuatro patas y a pelo en el duro y frío invierno. Ahora estate quieto y disfruta de su regalo. Nota cómo se acopla a ti por detrás, penetrando en tus pensamientos, leyendo en tu mente cómo han sido tus putos trescientos sesenta y cinco días y metiéndote un pollazo por cada vez que has sido un chico malo. Y has sido malo, muy malo, y sabes que que lo has sido tanto que acabarás con el culo abierto por lo menos hasta el año que viene, hasta que vuelva a visitarte.

Un pollazo por cada vez que has pecado y un toquecito de huevos por cada vez que lo has intentado. Agárrale las piernas por detrás mientras te folla para que se quede dentro de tu culo para siempre. De pequeño creías que lo mejor de estas fiestas eran los juguetes, el árbol, las luces y el tiempo libre, pero ahora sabes que esta es la verdadera gozada de la Navidad, que te metan un buen trabuco por el culo, que te lo rellenen y que hay algo que supera al tintineo de las campanillas del lugar y del frotar de las zambombas, el chapoteo de unos cojones grandes golpeándote el trasero.

Si por ti fuera, serías su reno para siempre, para que te diese por culo todos los días, aunque tuvieras que lastrar montones de regalos a tus espaldas una noche. Bien valdría un rato de sufrimiento por muchos días placer inmenso.

Te has puesto los gayumbos rojos esperando al año nuevo y te han traído la suerte, porque ahora hay cuatro huevos rozando su tela y poco a poco van cediendo al poder de lo que tienen los hombres. No volverás nunca a renegar de las viejas tradiciones y menos después de esa noche. Tu rabo ya se escapa porque no puede más y él cada vez necesita más espacio para cubrirte el ojal, porque hace magia y porque es grande.

Recuerda lo que escribiste en la carta cuando se la entregabas tímido en sus manos hace unos días, recuerda: “Querido Papá Noel, me he portado muy mal, he chupado miles de pollas y me he tragado todos sus mecos, he sido un cerdo vicioso y por ello te pido un buen regalo. Deseo sentarme sobre tus piernas y que me inundes con toda tu magia para poder seguir soñando“. Pues ahí lo llevas, abre las piernas, agáchate y disfruta pajeando con el culo la inmensa polla mágica de Papá Noel.

Disfruta hasta el último segundo. Mírale a los ojos fijamente mientras te penetra el culo por completo y nunca olvides su cara. La cara de la felicidad, de la emoción, de la sorpresa, de la noche más maravillosa de todas. Y no hace falta que le dejes el vaso de leche sobre la mesa, ese que siempre desaparece a la mañana siguiente como por arte de magia. Porque te enseñará a descubrir la leche que llevas en tu interior. Agarra la mano, frota fuerte y verás cómo sale de la nada mojándote el cuerpo y la cama.

Cuando mañana por la mañana despiertes, pequeño reno, cuando los turrones de chocolate y los barquillos de vainilla te recuerden a su grueso pollón moreno y delicioso, cuando cuentes a tus amigos cuál ha sido tu regalo. Cuando les cuentes que Papá Noel agarró su enorme polla delante de tu cara, cómo se la pajeó como un vicioso y la forma en que su lefa salía en hileras rociándote el cuello, la cara, dejándote un ojo ciego y penetrándote dulzona por la boca. La más pura y puta blanca Navidad en toda tu jeta. Entonces serás la envidia de todos.

WATCH NOW RAW MILKY XMAS WITH CARLOS LEAO FUCKING KLEIN KERR AT FUCKERMATE.COM

WATCH NOW RAW MILKY XMAS WITH CARLOS LEAO FUCKING KLEIN KERR AT FUCKERMATE.COM

http://neobgay.tumblr.com/post/154928551610/papá-noel-se-folla-a-pelo-a-su-querido-reno-en

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por neobgay
Cargue Más En bareback

NUEVO!!

El perraco de Dani Robles devora a pelo el pollón de Viktor Rom | Fucker Mate

Mientras Dani Robles se peinaba delante del espejo del cuarto de baño, su amigo Viktor Rom…