[Cocky Boys] Dato Foland se folla a Allen King en “Taming The Lil’ Devil”

138Views
No es otro blog gay

Bombazo inesperado, así casi por sorpresa, no tanto para los que están pendientes de las redes sociales donde he visto que había algunas cosillas publicadas, pero en mi caso sorpresón total del que me enteré el mismo día en que salió publicada ayer gracias a @corridaenmicara. Con la tontería, poco a poco algunas de nuestras fantasías se ven cumplidas, por ejemplo Allen King con Vadim Black, Dato Foland con Hector de Silva, Allen King con Boomer Banks, algunas que se veían cada vez más cerca por los movimientos de los actores entre productoras (también porque estoy seguro de que los directores nos escuchan y hacen lo posible por saciar nuestras calenturientas mentes) y otras como esta inesperadas, ya que supone la incursión de Dato Foland en Cocky Boys y encima follándose a uno de nuestros mejores actores porno gay españoles, Allen King. ¿Será capaz nuestro pequeño cabronazo de sacar el lado más perverso de un indomable Dato?

Aunque mi mente empieza a pensar en los fuegos artificiales de Dato Foland sobrevolando la cabeza de Allen King, comencemos por el principio. Tras una sesión en el gimnasio, toca entrevista en la cama. Allen ya va directamente en calzones, que con el calor que hace no es para menos y además cortito de ropa más fácil para Dato, que todavía lleva los pantalones de deporte del gym. Un chaval pequeñoy sexy, así define el ruso a nuestro español mientras le pega un cariñoso mordisco en la boca que consigue levantarnos la polla.

Le pone la mano en la cara, una manaza de grandes dedos sobando sus labios y me imagino ya la polla dentro de su boca. Quieto parao! Allen destaca la preciosa cara del que se lo va a follar, imposible ser más guapo. Estoy de acuerdo totalmente. Siguen los besitos y algo se está cociendo por ahí abajo, huele a rabo. Y los besitos dan paso a un morreo que les deja sin palabras, se meten la lengua pero bien a fondo. Dato se tumba, Allen le desabrocha el cinturón, le quita los pantalones, libera la polla rusa que tanto ha deseado durante tanto tiempo y después de esnifar los gayumbos se mete todo ese rabo gordo y enorme por la boca con una mano que se posa por detrás de su cabeza y lo ayuda a tragar más a cada mamada. Momento propicio para correrse y pegarle otro tiento a la escena ya recuperados.

La saliva de Allen ya corretea por esa gran polla, esto es como el hombre pisando la luna, algo mágico y que estábamos esperando. Le coge la bolsa de los cojones con el pulgar con la intención de empinarla y ponerla recta. No hace falta que tire mucho de la piel, ya la tiene curvadita y dura sintiendo esos labios recorrerle el cipote y el tronco. Dato está super concentrado e interesado en la mamada, no quita ojo de encima, estira el pellejo del capullo con capuchón con los dedos y observa cómo Allen se emplea a fondo metiendo la lengua por dentro y rodeando su cipote dándole gusto. Después retrae el pellejo de la polla y contempla esa boquita de nuevo tragándose el pollón sin rechistar.

Si yo fuese Dato, gozaría liberando la leche de la polla dentro de esa boca, metiéndole una buena preñada y admirando los regueros de leche salir por los labios. Pero mejor gozar un poco más follándoselo antes. Dato le coge la cabeza con las dos manos y se la folla, se la pone de lado y disfruta mirando cómo el capullo hace ceder sus mejillas a cada pollazo que le mete. Cada vez mete un poquito más hasta que se le nubla la vista, señal inequívoca de que está atravesando algo más estrecho con el rabo. Aunque eso le vuelve loquito, frena y se retira antes de que ocurra algo que lo deje fuera de juego un cuarto de hora.

Allen sumerge los morros entre sus cojones, los mordisquea y tira de ellos, una piel dura y rugosa pero la mar de maleable y que da para mucho juego. Está listo para regalarle lo más preciado, el agujero de su precioso culito. Un regalazo en pantalla. Los abdominales de Dato Foland, el culo de Allen King, que se pone a cuatro patas en dirección contraria, restregándose contra el rabo en un vicioso meneo adelante y atrás. Dato pone a prueba su culo y le pega unos cachetes con fuerza en la raja con la polla, incluso le agarra cada globazo y la pone en medio haciéndose una rica cubana.

Los dos, cerdacos perdíos ya, se dejan llevar por el deseo de rabo y culo. Allen acopla su rabo durísimo pegándolo a los abdominales de Dato, le deja los cojones en el valle de sus pectorales y se dedica a mamar el rabo dejándolo con tanta saliva que le chorrea como una fuente. Dato se encorva un poco, saca la lengua y enseguida tiene a tiro un precioso agujero que explorar. El 69 no se hace esperar, que Allen también va bien armado, y Dato no tarda en llevarse a la boca la barra de pan del chavalote. La habitación enseguida se inunda de sonido de chupadas y gemidos apagados de bocas llenas. Dato atrapa con sus muslos la cabeza de Allen y no le deja escapar haciéndole tragar a fondo.

Culito hacia arriba, un morreo cargado de saliva, polla enfundada en el condón, lo abre de piernas y se lo folla. Cuando le mete los primeros centímetros le da impresión, haciéndole soltar un grito, pero enseguida se acostumbra al diámetro y el resto lo tiene fácil. Por fin el macho ruso está dentro de él y el cabrón se acopla a la perfección haciendo ese culo suyo. Cuando mira esa cara guapa y ese cuerpazo irresistible bombardeándole de polla por dentro no puede creer que se esté haciendo realidad.

De vez en cuando Dato tiene el detalle de acercarse a besarle y, sin querer, le proporciona una suave pajilla con los abdominales. Sacando su lado exhibicionista, van hacia la ventana, para que los vecinos vean el pedazo chulo que se lo está follando y rabien de envidia. Dato acopla de nuevo sus caderas y le da bien por culo por detrás. El rabo de Allen está durísimo y no para de hacer aspavientos golpeándole hasta el torso. Le pide más con gemidos, que se lo siga follando y que disfrute de su culo. Ya lo está haciendo.

En un movimiento muy natural, Dato lo coge por los pectorales y lo sienta encima de sus piernas, lo tumba en la cama y se la sigue metiendo de lado. Dato por desgracia sólo tiene una polla, pero simula una segunda metiéndole el dedo por el culo a la vez, lo suficientemente gordo como para dar la sensación de ser doblemente follado.

Allen termina tumbado boca arriba sobre la cama, con Dato arrodillado dándole por culo. La simple visión de ese semental sudando y machacándole es suficiente para dejarse llevar y descargarse toda la leche encima. A Dato no le hace falta acercar mucho su polla a la cara de Allen para asegurarse un facial y se lo mete que da gusto, a media distancia, soltando un primer chorrazo que le deja toda la cara blanca y para lo que es él, que no para de hablar, por fin calladito. Le ha metido una enchufada tal, que como abra los ojos o la boca no lo cuenta.

Allen-King-Dato-Foland

>> ENJOY NOW DATO FOLAND FUCKING ALLEN KING FOR FIRST TIME ONLY ON COCKYBOYS.COM

>> ENJOY NOW DATO FOLAND FUCKING ALLEN KING FOR FIRST TIME ONLY ON COCKYBOYS.COM

No es otro blog gay
  • Didrik

    Agüita con Dato, beneficiándose a lo mejorcito del panorama español. Me encanta verlo en esa faceta dominante, haciendo lo que quiere con Allen, las folladas de boca y la comida de culo son de soltar leche y no parar. Increíble escena!

    • Los dos genial, Allen no se queda atrás con la mamada y pegándose bien a Dato jeje

      • Didrik

        Allen sabe muy bien lo que tiene entre manos, se nota que lo disfruta al máximo y nos lo transmite demasiado bien, es algo que me encanta de él.

  • J.

    Yo ya al principio me quedo embobado con los dos, qué quimica hay entre ellos es la hostia…

    Aunque me encantaría algo parecido pero de Dato con Robbie Rojo que hace mucho que no sabemos de el!

    • J. Robbie Rojo tiene varias de sus últimas escenas en Men at Play y son recientes. Y sí ojala Dato + Robbie pronto