[Fucker Mate] Koldo Goran empala el culazo del chulazo Sergyo con el pollón a pelo y se le corre dentro de la boca

Si dejas a un crío solo en una habitación con una bolsa de caramelos, aunque al principio dudará de si cogerla o no por si alguien se da cuenta, al final se comerá los caramelos. Si a un chaval le dejas en una sala a solas con una tele y le pones una peli porno, al final terminará terminará pajeándose o mínimo tocándose, si a un tio hetero le dejas a solas en un lugar con una tia que se le despelota y le planta las peras en la boca, terminarán follando. Por eso, cuando los cabroncetes de Fucker Mate dejan a solas en una habitación a un tio chulazo como Sergyo con un culazo de aupa y a un chaval guapo como Koldo Goran mega pollón, saben que la ley causa-efecto cumplirá su misión tarde o temprano.

Y temprano más que tarde, porque basta un leve meneo por parte de Koldo de su enorme y duro rabo para abrir el culo a Sergyo y que se coloque a cuatro patas sobre la cama, le coja la polla y se ponga a comerle el cabezón. Qué vicio, con qué ganas se lo saborea, sobra polla por todas partes de lo gorda y grande que es. Comparada. la mano de Sergyo parece una manita agarrada al tronco de un árbol. Koldo se le queda mirando fijamente cuando baja y sube la cabeza, cuando la ladea y le chupa el palo desde la base hasta la punta. Se la va a dejar bien mojadita para su agujero que cada vez está más abierto.

Con una pieza tan dura en la boca, no necesita manos para chupar, la atrapa cuando se la saca de la boca para que no caiga hacia atrás por el peso y también para notar su tacto duro y calentito mientras repasa el cipote una y otra vez como si fuera un helado de fresa. Koldo atrae esa carita guapa hacia sus labios, para que juntos saboreen el sabor de su propio rabo. La presencia de la polla gigante entre los dos mientras se besan es demasiado atractiva para dejarla sola y baja de nuevo a mamarla. La hostia, hasta tiene que hacer esfuerzos para pajear haciéndole un buen recorrido de arriba a abajo, pajeándole la polla como si fuera un mástil, está riquísima, para quedarse pajeando y chupando horas y horas.

Una mamada para sacar leche, bien rica, empleando la lengua y los labios para dejarle todas las babas encima haciéndola suya. Llega un momento en que todos somos los ojos de Koldo, mirando embelesados la cabecita subiendo y bajando, la boca trabajando ese enorme pollón, tanto que casi puedo sentir en mi propio rabo el cosquilleo de la lengua y los labios recorriéndolo, con qué cariño coge el rabo y lo engrasa de saliva, ni los huevos peludos se salvan, a los que pega una relamida desde la entrepierna, empujándolos hacia la base de la polla.

Sergyo empieza a salivar más de la cuenta y no es para menos con ese cacho manguera entre los labios. Su saliva cae como semen deslizándose por el tronco hacia los huevos, colgando de la barra y creando una fina hilera entre boca y punta del rabo cuando Koldo se pone de pie.

A Koldo le encanta, pero ya quiere su nardo bien apretadito en el culo de ese chulazo. Cuando Sergyo ve que se le escapa, lo atrapa de nuevo, le coge la polla y echa más saliva al cipote con la intención de prepararlo lo máximo posible para que entre de lujo. Sin palabras consigue comunicarle que aún no quiere que se lo folle, que quiere gozar más de ese rabo calentito sobre su cara y a cambio, como compensación, deja que le folle la boca. Con semejante rabo, pedir eso es una locura, pero Sergyo se deja hacer, deja la cabeza quieta y Koldo se embala pegando un meneo de caderas que le deja al chaval loco y con lágrimas en los ojos y eso que apenas le ha metido la mitad del pollón.

La saliva ya le resbala hasta a él mismo por todo el torso, es el resultado de una buena mamada. No sabe si aún está listo para recibir todo eso por el culo, pero al menos la ha dejado todo lo suavecita y dura que le ha sido posible, de hecho antes de desprenderse de esa hermosa pieza, casi se cuelga de ella poniendo las dos manos en la base del rabo, una maravillosa despedida antes de que le rebañe el culete.

Koldo engrasa la otra parte de la pieza, un precioso culo con un par de globazos en los que sumergir los morros, sacar la lengua y agujerear sin piedad, con una raja exquisita por la que rebozar su gigantesca polla colocándola en medio y haciéndose una pajilla ligera aprovechando la hendidura. Lo tiene tan abierto y su rabo está tan excitado que necesita metérsela ya. Entra a la primera y sin condón, blandiéndole el culo. Lo penetra metiéndole la mitad, la deja quieta un rato esperando que se acostumbre a su tamaño y poco a poco la sigue metiendo de forma natural y espontánea meneando las caderas.

Tiene ese culito atrapado entre sus piernas y no lo piensa dejar escapar. Mira a Sergyo, no quiere hacerle daño, así que va lento. Tiene muchos centímetros que meterle aún y quiere que los disfrute todos. Sergyo tiene la mirada perdida, menuda polla le está atravesando el ojete, siente como si de un momento a otro el cipote le fuese a salir por la boca. La paciencia tiene su recompensa, Koldo sabe que ya puede empezar a follárselo en cuando nota uno de sus cojones tocar cacho.

Es muy cariñoso y no para de dar mimitos, pero su polla necesita rock duro. Se lo folla por detrás al estilo perrito hasta que a Sergyo le fallan las piernas, lo empala frente a frente y se lo coloca de lado penetrándole el culo, disfrutando de ese cuerpazo musculoso tendido frente a él, todo suyo. Sergyo intenta en vano mirar hacia abajo como esperando ver la penetración, pero termina rindiéndose al placer, con la pierna de Koldo por debajo de la suya, alzándosela, impidiendo que pueda cerrar el ojete, no le queda más remedio que entregarse a ese macho empalador.

Poco a poco con el movimiento de la follada, Koldo se va escurriendo por las sábanas y deja su culito blanco en una posición propicia para arremeter desde abajo. Así lo hace, insertándole el pedazo de pollón a pelo como si fuera un martillo neumático, por detrás, desde abajo y arriesgándose a que cuando termine le dé tanto gusto que le deje preñado. Correr ciertos riesgos a veces entraña ciertas recompensas.

Koldo controla porque sabe que aún le queda lo mejor. Le encantan las pajas, pero no hay nada como que te hagan un buen pajote con el culo. Como un rey, se tumba sobre la cama totalmente estirado, Sergyo le coge la polla por detrás y se va sentando encima. Aunque está acostumbrado a vérsela todos los días y su polla debe parecerle normal, es en esa situación cuando se da cuenta de que es un chico muy bien dotado, cuando compara el grosor de su rabo con el culito que se le está sentando encima.

A Sergyo se le está empezando a poner la piel de gallina y los pezones duros de tanto gusto y Koldo está con los ojos cerrados, meneando la cabeza de lado a lado disfrutando de la paja intentando no correrse todavía. Chorreando, Sergyo se saca la polla del culo apenas un segundo, lo que tarda en ponerse rápidamente frente a Koldo y volver a sentarse encima. Al ver ese cuerpazo sobre él, Koldo se pone burro y ataca desde abajo metiéndosela enterita hasta las pelotas, demasiado para Sergyo que le pone la mano en el torso para que pare un poco y poder tomar él las riendas de nuevo.

Como un hetero haría con dos tetas grandes posando el rabo en medio, Koldo aprovecha el culazo de Sergyo para apretarlo con las manos y hacer que la pajilla de culo se vuelva más deliciosa. Tan apretadito que del gusto está a punto de echarlo todo fuera. Se la saca enseguida y se pone de pie con el rabo entre las manos, apretado y conteniendo el hormigueo que le está entrando por todo el cuerpo. Llega a tiempo para colocar el cipotón sobre la lengua de Sergyo y empezar a expulsar lefa encima. Sergyo se la sigue pajeando y chupando mientras se corre dentro de él y después le enseña lo sucio que le ha dejado, sacando la lengua embadurnada de semen blanquito y volviendo a cerrar la boca en torno al pollón con toda la lefa dentro, empleándola para acicalarla todavía tiesa y dura.

Al final el helado de fresa ha salido de nata rica. Sergyo se queda de rodillas adorando esa polla, olisqueándola y admirando su belleza. Se saborea la leche que le ha dejado encima y aprovecha para cascarse un pajote recopilando en su cabeza todo lo que ha disfrutado. Sus recuerdos salen por su polla en forma de más leche espesa resbalando por su cipote hasta su puño y cayendo sobre la cama. Y hasta aquí la lección de la causa y su efecto chicos, esto es lo que pasa cuando dejas a un chavalito a solas con una bolsa de caramelos en una habitación.

Koldo-Goran-Sergyo

>> WATCH NOW! KOLDO GORAN FUCKING RAW SERGYO AT FUCKERMATE.COM

>> WATCH NOW! KOLDO GORAN FUCKING RAW SERGYO AT FUCKERMATE.COM

Close