[No es otro blog gay] Me follé a mi profesor de Educación Física (por Didrik)

Hace unos días y hablando de profesores en los comentarios de esta entrada de Hard Kinks, uno de mis lectores de nick Didrik, me contó que había follado con su profesor de Educación Física. Cuando le pedí que nos contara más acerca de su experiencia, no esperaba que me fuera a relatar con pelos y señales toda la historia. Me la leí enterita de cabo a rabo y por momentos se me fue hinchando la polla hasta verme obligado a ladeármela porque tenía montada la tienda de campaña y con ganas de ser uno de esos dos protagonistas. Os invito a leerla porque no tiene desperdicio, además genialmente relatada para ponernos bien cachondos, con lo que eso me gusta. Muchas gracias Didrik! Y si alguno tenéis otras historias reales ya sabeís que me las podéis contar, que como me la pongan igual de dura las publico.

ME FOLLÉ A MI PROFE DE EDUCACIÓN FÍSICA

Ufff ¿qué decir de ese hombre? Desde por la mañana ya esperaba verle, un dios de 27 años y 1’95m que siempre iba con la camiseta típica de Decathlon pegada de colores chillones, que le marcaban un poco los pezones y la manga le apretaba en los brazos estando relajados, cuando los doblaba, y se le marcaban los biceps, la pedazo de vena y se veía un poco el tatuaje del hombro… buff aquello era una locura, te daban ganas de romperle la ropa y tirártelo allí mismo. Los pantalones siempre los llevaba sueltos y no dejaban ver nada, pero cuando lo vi en la graduación, en traje, marcando ese culazo respingón, ya fue el momento en el que decidí que tenía que probarlo. Entonces en la fiesta de después empecé a tantearle cuando le seguí al baño, pero nos cortaron y ya no lo volví a ver hasta unos años después en otro bar jugando al futbolín.

CALZONCILLO2

@ arte de Javier Guijarro

Me separé de mis amigos y fui a jugar con él haciéndome el despistado hasta que me reconoció, pero esa barbita de varios días con esos ojos verdes y los brazacos que deseas que te levanten y estar entre ellos no se olvidan fácilmente. Hablamos de cómo me iba y tal hasta que en un momento, metió del todo el hierro de los defensas para tocarme con él la polla que ya se me estaba marcando en el pantalón y me insinuó que si quería, podíamos seguir donde lo dejamos la última vez. Evidentemente, ya estaba cachondo como un perro y me fui con él a su piso.

Cuando llegamos no hubo ni copas ni nada, directamente al lío. Comida de bocas y algún escupitajo que me ponen cerdo mientras nos quitábamos la ropa, pero con un hombre como ese se sentía presión, me empujaba contra la pared y quería hacerme suyo. Yo estaba desesperado por probar su cuerpo después de tanto tiempo, pero el tío me descolocó poniéndose de rodillas y tragándose mi cipote entero casi sin avisar. De lo caliente que estaba, estuve a nada de soltar la leche en ese momento. Se notaba que no era la primera tranca que se comía, la lubricaba bien, me succionaba el capullo mientras me tocaba las pelotas, jugaba con la lengua y a veces aprovechaba para ir deslizando un dedo e ir preparándome el culo.

Yo ya estaba en el paraíso prácticamente, pero cuando se levantó y por fin le vi la polla, me derretí; durísima, gorda, descapullada, recta y apuntando directamente hacia arriba como invitándote a subirte en ella, clavártela y dejar que te follara en el aire sostenido por sus brazacos sudorosos (ese fue mi primer pensamiento), pero me contuve un poco, hinqué las rodillas en el suelo y me puse a mamar como un campeón. De tamaño no calculé, pero se envolvía con una mano encima de la otra y la puntita sobresalía un poco, vamos un pollón en toda regla con el que tenía que hacer esfuerzos para tragármelo entero, hasta lágrimas me salieron, sobre todo cuando me acorraló contra la pared, me pegó la cabeza y me folló la boca hasta que me daban arcadas de los profunda que me la metía, mientras notaba sus pelotas colgando calientes dándome en la barbilla y el cuello como si fueran un ariete. Ya en ese momento estábamos tan calientes que nos corrimos los dos, él en mi boca y derramándose toda por mi cuello y mi cuerpo y cuando iba a soltar la mía, puso su cara para que se la pringara.

hotman2

hotman

Pero con un dios como ese no se va el calentón tan rápido, así que con las pollas duras otra vez, fuimos de la entrada al dormitorio, hicimos el 69 de rigor y en un momento me escabullí y me coloqué detrás de él, desde el día de la graduación quería probar ese culo y morderle y azotarle los globazos que tiene por nalgas, así que me puse a ello. Dios qué culazo! Mientras se lo comía, sentía como las nalgas musculosas aprisionaban mi cara y sólo me provocaba azotarle mientras con la lengua probaba su estrecho agujero, que no creí que fuera virgen hasta que intenté abrirlo (ahí supe que era un activazo que había catado mucho culo pero nadie había probado el suyo, una suerte para mí). Entonces me incorporé y le restregué mi rabo por su culo, rozándole el agujero con mi cabezote, no me resistí más y le solté que me lo iba a follar; temía que me dijera que no, pero cuando asintió y me dijo que fuera suave, vi el cielo abierto (él lo vio también xD) ese hombre acostado boca abajo en la cama con los músculos de la espalda marcadísimos y el culo en pompa iba a ser mío por fin.

Me enfundé la polla y abusé del lubricante para dilatarlo un poco con los dedos, pero no podía esperar más, me coloqué y se la empujé hacia dentro poco a poco. No soy muy activo, pero los culos que había probado hasta el momento ya estaban bien servidos, sin embargo éste se notaba tan estrecho, incluso ofreciendo resistencia al avance y apretándome el cipote por todos lados, casi vuelvo a soltar leche otra vez y gastar un condón casi sin usar, lo mejor era oír sus gemidos, con esa voz grave soltando grititos que mezclan dolor y placer… para volverse loco ahí mismo.

PAQUETES

Después de un rato se abrió bien y pude aumentar el ritmo, resultó que le encantaba y en el momento que le tiré de la cabeza por el hacia atrás, hasta empezó a bombear su culo contra mí… una auténtica pasada. Luego se revolvió de repente, ejerció su fuerza muscular contra mí, se enfundó él y me colocó boca arriba con el culo levantado ofreciéndole mi agujero. Por fin llegaba el momento de que me rompiera el culo, y vaya que me lo rompió, pensaba que empezaría suave como hice yo con él, pero desde el principio me ensartó el culo como un salvaje haciéndome soltar quejidos de placer sin oportunidad de callarlos por mucho que lo intentara; sentir su polla enorme, dura y caliente dentro de mí, follándome a una velocidad endiablada a la vez que me ponía una mano en el cuello y veía su cuerpazo todo lleno de sudor contrayendo y estirando sus músculos cada vez que me embestía fue demasiado para mí. Me acabé dejando llevar por el placer y solté lefa sin tocarme por primera vez en la vida (es una sensación rara, da placer pero no se siente completo como siempre), él, que lo vio, recogió la leche con la mano, se la metió en la boca, se inclinó sobre mí y nos comimos la boca compartiendo leche, nos pusimos guarrísimos, pero ni aún así dejó de taladrarme el culo.

Como seguía follándome, se me volvió a rellenar de sangre y él empezó a pajearme. Yo no quería desaprovechar la oportunidad, así que le pedí que me follara en el aire entre sus bazos, como siempre había imaginado y accedió. Fue mejor de lo que esperaba, mientras me metía el rabo, notabas el esfuerzo y la tensión en sus músculos que se marcaban aún más por la piel sudorosa. Momento para grabar y no olvidar en la vida.

culazo

Volvimos a pasar a la cama y esta vez me folló de lado, él detrás de mí y lamiéndome por detrás mientras tocaba todo mi cuerpo y entrelazábamos las piernas, ya con eso llegábamos al límite, así que me sacó la polla del culo, se la desencapuchó, su puso frente a mí y con las dos manos agarró mi tranca y la suya para hacer una paja conjunta hasta que empezó a gemir y soltar lefazos que me cubrían el cuerpo y la cara, ante ese panorama me dejé ir yo también otra vez. Fue de esas veces que te quedas hasta medio ciego durante una rato al soltar la leche y no te puedes recuperar hasta que pasa un rato. Él se derrumbó sobre mí y nos quedamos dormidos.

Ya de madrugada me tuve que ir para ir a trabajar por la mañana, pero seguimos en contacto desde hace 4 meses. Ahora que por navidad vuelvo a casa (como el turrón xD) espero volver a quedar con él.

Close