[Fucker Mate] Troy Moreno y Ronny fusionan a pelo el norte y el sur de América por la polla y el ojete

101Views
No es otro blog gay

Sé que muchos os quedásteis con ganas de ver ese pedazo tronco de ébano americano entrar y salir mucho más tiempo por un culito y expulsar leche por la raja del cipote en la doble escena de la orgía de celebración de la escena 100 de Fucker Mate. Pues la espera ha llegado a su fin. Troy Moreno regresa con su varita mágica para conquistar un nuevo culo y esta vez completar la faena fusionando el norte y el sur de América con un enganche muy caliente y es que menudo chavalito al que le han puesto para que le coma el pollón y se lo trague por el culo, nada menos que a Ronny, que si habéis visto sus anteriores escenas, el muchacho es un auténtico degustador de pollas gigantes y el cabrón se las mete a pares por el culo y pega un meneo tan rico que es imposible no dejarse llevar y meterle una preñada dentro.

Tras camelárselo un poquito, Troy le pone a comer rabo. Su enorme palote negro entrando por la boca, los labios gruesos de Ronny acoplándose al contorno del capullo y el chaval, como si estuviera acostumbrado a esos calipos tan grandes, de repente tira con la cabeza hacia adelante y se la traga hasta toparse con los cojones, sacando un gemido de gusto a Troy que sin dudarlo en ese mismo instante le hubiera soltado el chorro por la garganta sin miramientos.

Él sabe perfectamente que ese tipo de pollas las puede poner más duras de lo que ya están, sólo tiene cogerle por los huevos, seguir succionando de esa forma, tragando hasta los topes y dejándola ahí un ratito colándose más allá de su campanilla. Entonces es cuando salen ensalivaditas y brillantes, completamente duras y empalmadas, con vida propia, intentando repetir la experiencia. Ahora ya sí la puede coger con la mano y flagelarse la carita a pollazos.

Por un momento Troy parece que se asusta al ver lo comilón que es, tiene miedo de que en una de esas le revienten los huevos y dé de desayunar al chaval sin querer, pero por otra parte no puede resistirse a cogerle de la cabeza y simular que su boca es un culito prieto, empuñársela hasta el fondo y ver su rabo cargándole los mofletes, inflándoselos y admirando la forma de su polla dentro de su boca.

Durante la mamada no puede evitar fijarse en el culito suave y precioso que le espera luego. Apenas puede reistirse unos minutos, como Ronny es tan manejable como un cachorro le pone en posición boca arriba con las piernas abiertas y le saborea el ojete antes de alzarle el culete un poco y comenzar a meterle la polla hincándosela de arriba a abajo totalmente a pelo. Ya con la primera penetración Troy se da cuenta de dónde se está metiendo. Un agujero calentito que acoge perfectamente a su polla, como hecho a su medida. Nada de primero el cipote y poco a poco, se la mete hasta que los huevos, que le cuelgan y mucho, se topan con los cachetes del culo.

Siente cómo le empotra por delante y por detrás mientras no para de proporcionarle cariño, tirándose encima, besándole el cuelo, echándole el aliento de esos gemidos apagados de la follada. El auténtico macho negro y bien dotado de nuestros sueños, ese al que hay que probar alguna vez en la vida para sentirse un hombre completo sexualmente, alque nos gustaría tener en nuestra cama en cualquier momento, ponernos a cuatro patas y adorarle la polla hasta saborearle la leche.

Troy tiene una polla de piel dura y para darse placer no le basta con abrir de piernas a un tio. Una vez se ha acostumbrado y ha abierto el diámetro necesario, quiere vivir emociones fuertes y para conseguirlo acude a otro tipo de posturas más satisfactorias para su rabo, como juntar las piernas de Ronny y hacer que le entre más apretadita que nunca.

Completamente sudado por el esfuerzo de meterla sin parar, se la saca del culo y se tumba boca arriba en la cama para dejar que Ronny se la coma otro poquito. El chavalito se la come como un vicioso dando cera al rabo, hasta sin manos, sacándosela de la boca y dejándola ahí toda larga y dura rebotando en el viento y creando una imagen digna para correrse. Aprovecha y se la vuelve a mamar hasta los cojones, le mordisquea el glande, da pinceladas rápidas con la lengua sobre la raja del capullo, se da pollazos sobre la cara para notar la dureza.

Chupadita y pa dentro. La deja brillante y tiesa, lo suficiente como para montarse encima y encajar su culete pegándole una cabalgada. Ronny no duda ni un segundo en saltar como un podenco sobre el rabo. Sube y baja a lo bestia, hasta estampar el culo sobre los muslos de Troy y presionar hasta abajo para sentir bien esa polla dentro de él. En otra postura imposible, Troy se queda boca arriba, con las piernas abiertas, con toda la polla y los huevos comom protagonistas. Ronny se sienta encima entre sus piernas y cabalga dejando también que su voluminosa y larga polla rebote como una diosa cada vez que salta.

Es otro de esos puntos de no retorno, en que como te estés haciendo una paja puede que te corras sin querer todavía, porque observar el pollón de Ronny que de vez en cuando al bajar se estampa contra los huevazos morenos de Troy es la hostia. Si quisieran, hasta se podrían follar mutuamente en la posición en la que están, porque los dos pueden permitírselo dado lo largo que tienen los rabos.

En volandas lo coge y se lo sigue follando, primero le deja plantar los pies sobre sus muslos para acostumbrarse, pero después le coge las piernas y lo deja al vuelo, tan solo con la parte baja de la espalda apoyada en sus abdominales. Maravilloso el hueco que le abre y le taladra con la polla, una hendidura que sólo los rabos gordos como el suyo pueden conseguir, como si estuvieran presionando el ojete hacia adentro.

Con todo el rabo dentro, Ronny tira para paja y empieza a rebosar leche muy pero que muy espesa y blanca de la raja de la polla. Sale a borbotones, deslizándose por la parte superior de su cipote y cayendo encima de su torso. El muy guarrete aprovecha la lefa que se le ha quedado pegada al pulgar y se la relame sin dejar de mirar a Troy. Está claro lo que quiere y Troy se lo da, plantándole el capullo encima de la boca y atinando dentro unos lefazos guapos, ahogándole en semen. Le saborea por última vez el capullo sustrayendo las últimas gotitas y al final se lo traga todo como un buen chico.

>> TROY PENETRA EL CULITO DE RONNY A PELO EN FUCKERMATE.COM

Troy-Moreno-Ronny

>> TROY PENETRA EL CULITO DE RONNY A PELO EN FUCKERMATE.COM

No es otro blog gay
  • Pero que polla del moreno, primero la mamada que le me y luego la cogida en el culo… uf sexo entre dos machos que saben darse placer y mequearse hasta el final.