[Fucker Mate] Alberto Esposito le embucha al chulazo Sergyo la polla por el culo sin condón y le lefa la cara

100Views
No es otro blog gay

Cuando estoy cerca de un tio grandote como Alberto Esposito que casi me saca media cabeza, un torso cojonudo rellenando la camiseta, vamos, lo que se dice un señor macho ibérico, me pongo to burro y mi imaginación vuela. La vista se me va directa a las piernas de muslos anchos y fuertes y entonces no puedo dejar de pensar en lo que ocupa el lugar entre medias, porque a un cuerpo grandote tiene que acompañar una polla de brocha gorda, de las que aún sin estar empalmadas uno puede meterse en la boca sabiendo que se la va a rellenar enterita. Después pienso en muchas guarrerías y sexo muy cerdo con estos tios de pelo en pecho tan masculinos, que si tragada de rabo hasta la campanilla, el sudor cayendo a mares mientras me folla y me mete los gemidos en la cara y la lefa preñándome el culo, nada glamouroso pero sí muy cerdo todo.

Es Sergyo quien pone el contrapunto, el otro lado del sexo que igual tanto me gusta, él representa la belleza masculina y la delicadeza, un chulazo que está pa mojar pan y comérselo de arriba a abajo relamiendo cada curva de cada músculo hasta quedarse en la boca con sabor a tio bueno, con ganas de comportarse con él como un cerdo pero al que al final terminas follándote y comiéndole la polla como a un rey, con mucho tacto y suavidad, disfrutando de cada centímetro.

Demasiado corto el pantalón corto de deporte que lleva puesto para tan gruesa polla, algo que facilita el trabajo a Sergyo, que se la saca por arriba, la pajea y se pone a cuatro patas para sacarle brillo no solo a su rabo, sino a todo ese cuerpo de macho potente, centrándose especialmente en sus voluminosos pectorales y los pezones que los tiene bien tiesos de la emoción de tener a un tipo tan guapo delante tan predispuesto a hacer buen uso de su polla.

Cuando Sergyo le come el rabo, Alberto gime como un cabrón mientras se pega un repaso a esos pezones con ambos pulgares de cada mano. El tio no se conforma con poco, además de agarrarle el cuello al chavalito y hacerle tragar polla hasta la campanilla, to guarrete le sube la cabeza y le come la boca metiéndole una buena ensalivada con las babas cayendo entre los labios. Uff joder qué bien sabe la boca de ese chaval, a su propio cipote.

Alberto ya le empieza a escudriñar el culo rendondito con la mano, depositándola en el trasero y haciendo palanca con un par de dedos que intentan explorar las profundidades del deseo. Sergyo se empeña en ponerse las botas comiendo rabo hasta atragantarse, hasta que se le hinchan las venas del cuello, tanto que podría competir contra la Patiño cuando se cabrea. Si Alberto pudiera tener dos pollas le encantaría, porque mientras se la come ahí abajo, su mirada está embelesada con el culazo blanquito y delicioso que se dibuja en la distancia. De tenber dos rabos, con el otro ya se lo estaría follando, pero como sólo tiene uno, toca disfrutar a ratos de uno y otro orificio.

A falta de una segunda polla, ya suple él esa carencia con la lengua, pegando un buen repaso al ojete de ese chulazo, un agujero con una entrada suave y calentita que seguro sabrá arropar bien a su cipotón para colarse dentro. Imposible no abrirse de piernas cuando nota por detrás rozándole los pelos de la barbita, la lengua juguetona intentando meterse dentro mientras le hace cosquillas o la presencia de una nariz prominente y masculina rozándole la parte superior de la raja del trasero.

Qué mejor momento que ese, así como se lo tiene, chorreando, para meterle la polla a carne viva por el culo, hombre a hombre y piel con piel, ajustadito uno dentro del otro, entrando con el lubricante natural de macho compuesto por sudor, saliva y cada gotita de precorrida que va saliendo por el cipote haciendo más resbaladiza la entrada. Alberto se le acopla por detrás y el tio pierde el sentido dejándose llevar por el gusto, cerrando los ojos y devorándose a besos al chaval mientras lo empala con la polla con un meneo flipante.

No, si buenos rabos debe haber recibido tambhién Albertito por el culo a juzgar por la imagen desde abajo, porque el culo lo tiene bien abierto el cabroncete, a saber qué tamaños le han metido. Tras una primera tanda para abrirse camino, en la segunda intentona se la cuela hasta dejarle los huevos ajustados al ojete. Menuda estampada le está pegando para conseguir que el culo de Sergyo rebote de esas forma sobre la cama suplicando rabo.

Con la fuerza de sus brazos, Alberto pone al chaval boca arriba y lo atrae hacia sí dejándolo en una cómoda postura que les permitirá verse frente a frente y no sólo eso, sino que Sergyo podrá ver ese enorme rabo con capuchón penetrándole el agujero. Cada vez que esa presencia extraña sale y vuelve a entrar por su culo, Sergyo se desahoga con un intenso gemido y le clava la mirada al hombretón. Y con semejante mirada tan guapa, parace que se lo está pidiendo a gritos, obligándolo a follárselo con más ahínco si cabe.

Ya tiene el cuerpo sudado y los músculos tensos. Momento para sentarse en las piernas de papá, que tienen regalo. Se le pone de espaldas, poco a poco se va insertando en su polla hasta tenerla toda dentro y comienza la paja bombeando con el culo. La imagen no tiene desperdicio y es para echar mares de lefa, un tio guapo, cuerpazo de gimnasio, tremendo, el que bien podría ser el chulito de la clase campeón del equipo de rugby de la Universidad, ahí hincándose una buena polla por el culo, disfrutando de eso que alardea de meter tan bien a las pibitas entre sus amigotes.

Ahora frente a frente, Sergyo se lo cabalga como si montase a caballo, depositando su rabo y sus huevazos en el torso de ese semental que no puede parar de cogerlo entre sus brazos y esnifar las gotitas de sudor que recorren su musculoso cuerpo, mientras le embucha la polla por detrás. Después de encamarle como los perros, poniéndolo a cuatro patas sobre la cama, acogiendo el culo entre sus piernazas y metiéndole todo el palo, se lo folla como a los desconocidos en los callejones por la noche, de pie y por detrás.

Al menos es como lo imagina Sergyo, un macho acercándose por detrás en la noche, bajándole los pantalones y sin ni siquiera verle la cara, notar cómo le mete el rabo por el culo, un extraño en su interior. Sergyo se corre como los caballeros, con honor y frente a frente, de pie, manejando ambas espadas, la suya y la del otro, flaqueándole las piernas mientras por la punta del rabo le rezuma la leche blanca y espesa. Alberto recoge un poco de esa lefa y la usa como lubricante para pringarse su propio rabo y pajearse. Sergyo se agacha y pone la cara enfrente. Como si se le fuera la vida por la polla y con un enérgico gemido de macho cabrón, Alberto se deslecha y la leche le sale a punta pala por el cipote regándole la jeta al chaval, colándole el semen calentito por la boca y alimentándole, antes de compartir la comida con él.

>> FULL RAW SCENE SERGYO FUCKED BY ALBERTO ONLY AT FUCKERMATE.COM

Alberto-Esposito-Sergyo

>> FULL RAW SCENE SERGYO FUCKED BY ALBERTO ONLY AT FUCKERMATE.COM

No es otro blog gay
  • J.

    Se me cae la baba con Sergyo.

    • La osca

      Y a mi se me cae la polla, no me gustan los micropenes

      • J.

        Con esa cara y ese culito tragon quien ha pensado en su polla? Además no la veo tan enana.

        • La osca

          Es un Gogo mas ,y nos fijamos en su polla todos los que nos gustan las pollas

      • colega

        ¿Micropene? A mí me parece normal