[Lucio Saints] Sasha Erre debuta pajeándose su gigantesca polla curvada con piercing en la raja del cipote

205Views
No es otro blog gay

Qué sabio fue el que dijo la frase de que “en la variedad está el gusto”, lo que pasa que se olvidó de recordar que a veces somos unos putos ansiosos y nos gustan muchas variedades, si no que nos consulten a cada uno en cuestión de rabos, que seguro que decimos que nos gustan gordas y grandes, vemos una larga y fina bien puesta y cambiamos de opinión como las veletas, porque sí, porque nos gustan y adoramos todo tipo de pollas bien puestas.

Los amantes de Sasha Erre, que seguro debe haber tenido montones y tendrá muchos más a partir de ahora por lo guapetón que es, seguro que no podrán olvidar fácilmente esa parte de su anatomía que le cuelga entre las piernas. Me hubiera encantado verles la expresión de su cara con cámara oculta al quitarse los calzoncillos y dejar al descubierto semejante armatoste que parece desafiar las leyes de la naturaleza y de la gravedad, vamos, ni Newton hubiera encontrado la solución al problema. Seguro que esa cara no sería muy diferente a la mía ni a muchas de las vuestras al ver el cacho pollón que tiene el cabronazo ahí colgando.

Me imagino a mí mismo delante de él, en el momento del descubrimiento. Primero se me pondría dura y salivaría por la boca relamiéndome, deseando hincar las rodillas en el suelo, atraparla con la lengua y empezar a comer como un cerdo, después del primer instinto mi cabeza me guiaría a la parte del razonamiento: “¿Realmente me va a caber dentro de la boca más allá del cabezón? ¿Estará preparado mi ojete para la que se avecina?” Lo que es casi seguro es que las ganas de tener entre las manos algo tan grande y sentir su tacto y calorcito, me harían soltar un “anda a tomar por culo, yo empiezo y que pase lo que tenga que pasar“.

Él es quien estrena la nueva temporada y el nuevo decorado de los new talents en LucioSaints.com. Aviso que la seriedad y confianza con la que habla y su tono de voz profundo aparte de todo lo que cuenta, que no es poco porque el tio no para, puede provocar que os ponga cachondos antes de enseñar la anaconda. Si es así ya os podéis ir preparando, porque os va a hacer soltar leche a mares. Todavía no sabemos cómo será follándose a un tio, pero como lo casque todo por la boca, será tremendo. Salmantino de tan sólo 19 añitos y pensar que aún eso le tiene que crecer más es para llevarse las manos a la cabeza. Le encanta llevar las riendas de la follada y sólo está dispuesto a dejarse follar por un buen macho, con pelo en el cuerpo y mayor que él.

De las palabras a los hechos, mientras se frota de arriba a abajo el paquete, ya se adivina que eso es grande no, lo siguiente. La piel de las pelotas se sale por los bordes de la huevera y no puede evitar que la pija le estire la tela de los gayumbos hasta que se la libera. Y lo que sale por ahí es para desmayarse de gusto, un mega plátano curvado que de repente con un movimiento y por el peso de la gravedad cae hacia abajo, más gordo y tan largo como un vaso de cubata. Una polla para alimentar varias bocas, para romper grandes culos.

No sufráis al mirarla, ya se pega él buenas hostias en el rabo que lo tiene bien duro. Sasha hace realidad aquello de “meterla doblada” y estoy deseando ver cómo alguien comprueba en su ojete lo que significa eso. Un endiablado rabo que es un gancho en todos los sentidos, hasta en el literal. Y por si le faltaba algo para que la boca que se alimente con su dureza no tuviera suficiente, lleva de propina un piercing en la rajeta del capullo para divertirse con la lengua mientras se la chupas.

Ni se os ocurra preguntarme por qué motivo se doblan las pollas. La mia sin ir más lejos la tengo ligeramente curvada hacia la izquierda. A veces pienso que si es de hacerme pajas con la mano derecha, a lo mejor si cambio de mano se endereza la muy puta.

Los rabos gigantes como el de Sasha son los que me flipa ver dentro de un culo sentándose encima, así tan gordos y anchos que se nota esa barra dura en medio que parece su columna vertebral. Y aunque a simple vista pueda parecer más dura que un canto, que lo está, lo cierto es que su rabo tiene un margen de maniobrabilidad y flexibilidad que ya se encarga de enseñarnos dándose golpecitos y dejando que se mueva sola como un flan de goma.

El gran tamaño de su polla le da alas para inventar montones de maneras de pajearse. El tio se lo hace con dos manos, suave, a palos, usando el rabo como si fuera un joystick, poniendo el pulgar en el disparador del glande y ahí que lo deja pegándose un buen repaso al capullo y el aro de metal que lleva puesto dándose gusto en el frenillo que tanto nos gusta a los hombres. Entre paja y paja la deja quieta unos instantes para que imaginemos. ¿Tú cómo te la meterías? Yo me sentaría sobre ella, la cogería con una mano por detrás intentando ponerla lo más recta posible y me metería todo ese gancho por el culo hasta que me saliese por la garganta.

Amantes de los rabos colgando, esta es la nuestra. Me encanta ver las pollas meneándose entre las piernas, me pone cachondo perdío, es como si me quedase embelesado y medio tonto y en mi cabeza sólo hay espacio para el sexo cuando eso ocurre. Sasha se levanta, se la coge con la mano y la empalma contra su estómago antes de dejarla caer con todo su peso rebotando enorme y gigante hacia abajo como si fuera el badajo de una campana, maravillosa, gorda, perfecta para que una cara espere la caída y se lleve una hostia de las que apetece. Perfecta para meterse entre sus piernas, alzar la cabeza, sacar la lengua y empezar a recogerle la polla por el cipote hasta autopenetrarse la garganta.

Diez por ciento pasivo como él mismo confiesa, Sasha abre las piernas para enseñar su estrecho culito, ese que a partir de ahora adorarán con ansias los más pollones del universo porno gay, deseando colarse dentro. Imaginad darle una buena zancada y que mientras te lo follas no pare de darte golpecitos con su rabo, menudo vicio. No hay duda de que sabe ordeñarse la manguera. La tiene tan larga que se la coge por la base con una mano y con la otra empieza a meterse unos zambombazos. Los ojos en blanco que pone, ya anuncian que algo le sube por los cojones hacia la punta de la polla. Tras el sonido del chapoteo de la mano deslizándose con rapidez por la piel lubricadita, un prolongado gemido le dejan preñado el torso y los pelos cercanos con un montón de leche calentita y transparente. Apetece hacerle la limpieza y dejársela suavecita para la siguiente toma, que esperamos no se haga de esperar mucho.

>> ENJOY NOW SASHA ERRE’S GIGANTIC CURVED DICK ONLY AT LUCIOSAINTS.COM

Sasha-Erre

>> ENJOY NOW SASHA ERRE’S GIGANTIC CURVED DICK ONLY AT LUCIOSAINTS.COM

No es otro blog gay