[Lucio Saints] Hugo Urbina el guapísimo rubito granadino que nos folla con su mirada de ojos azules

Hugo Urbina fue un descubrimiento y una sorpresa todo en el mismo día y en cuestión de una hora, de esto que te pones a ver twitter un rato, me fijo en la foto de un chaval que me mola, entro, veo el resto de sus fotos y noto ese flechazo de los que me gustan, un tio guapísimo, rubito, que con su mirada de ojos azules ya consigue follarme a través de la pantalla. Voy pasando fotos como si estuviera comiendo pipas mientras se me pone durísima porque en todas está de diez y llego a las de triple y cuádruple rombo, donde aparece totalmente desnudo, un cuerpazo que me encanta y entre las piernas ahí colgando un pedazo pollón impresionante, del que decir que es largo cuando le cuelga, es decir poco, de un tamaño considerable para su constitución. Vamos, un tesoro de chaval al que no parar de quitar ojo arriba y abajo.

Y de repente, apenas una hora más tarde llega la gran sorpresa: él es el protagonista de la nueva escena de New Talents Stage en LucioSaints.com. Me mordí los labios de las ganas, se me aceleró el pulso y tecleé corriendo la dirección de la página para ver el tráiler y poder disfrutar del previo de ese chaval en movimiento. Bastó una mirada para que el tio consiguiese montarme la tienda de campaña bajo los vaqueros.

Hugo Urbina, granadino de 24 añitos, con un acento del sur y mezcla latina debido a su ex pareja, que me pone más caliente todavía, con ese deje con el que me encantaría que me susurrase al oído diciéndome guarradas. Un chico al que le gustan los chicos, follarse a los chicos, declarado totalmente activo hasta ahora y no es para menos dadas las bondades de su picha, aunque no deja la puerta de atrás cerrada si llega el chaval adecuado que sepa abrirla con su llave. No desvelaré más detalles de la entrevista antes de la escena, tenéis que verla, ya no sólo por los detalles de su vida sexual como cuándo descubrió que era gay, por qué se presenta al casting para ser actor porno y cómo fue su primera experiencia con un chico, con un jugador de fútbol, la cual cuenta con todo lujo de detalles, sino que, un poco por los nervios de lo que está a punto de hacer, el tio se parte el culo. Mientras habla a cámara no es consciente de que por las bermudas se le está viendo la tela blanca sujetándole los huevazos que se le salen por el lateral.

Atractivo a más no poder, con su carita perfilando cada detalle de su guapísima cara y una sonrisa pícara, sus cejas enmarcando unos ojazos azules que miran de reojo de vez en cuando, corte de pelo rubito moderno en punta. Cuando te entran ganas de correrte sólo con mirar a un tio, sin necesitar que enseñe nada más, es que te mola y mucho y eso es único y auténtico. Su sonrisa de medio lado me vuelve loco. Mi rabo opina lo mismo ahí abajo, apretando para que lo saque a jugar. Sé lo que guarda entre las piernas porque lo he visto en fotos, pero nunca le he visto jugar con ella. Parece mentira que hace menos de veinticuatro horas desde que lo vi y ahora estoy disfrutando de él haciéndose una paja.

Lo primero que se quita es la camiseta de tirantes. Cuerpo delgado y normalito, blanquito, con algo de pelo subiéndole desde el pubis hasta el ombligo y algo también en el pecho. Me encantan los tios con el pelito así surcando el centro del torso, perfecto para perderse con la boca en línea recta desde sus pectorales hacya la esponjosa polla antes de que crezca. Sonríe de nuevo a cámara sabiendo que ya se va a sacar la bicha. Lo hace mirando, como buscando la opinión de los que están detrás de las cámaras. Nos gustas mucho cabrón.

Se saca los pantalones y le cae el rabo de lado, todavía blandito y manejable. Con un par de meneos con la palma de la mano le empieza a crecer que da gusto, larga y descapullada, muy curvada hacia arriba como los plátanos, algo que sin duda sabe que da mucho gusto a los tios cuando se la mete. Cuánto desearía poder sustituir en esos momentos a su mano con mi boca, mamársela hasta que me nutra la boca de leche y sin apartarle la mirada.

Hugo es de los de paja clásica, de los de puño y buena letra. La longitud de su manguera hace que pueda pegar un buen recorrido con el puño, apretando bien desde la base hasta la cima, arrastrando los cojones con el amplio movimiento dándose mayor gusto. Un primer plano despierta otra fantasía al descubrir sus sensacionales y gruesos labios. ¿Cómo le gustará a Hugo chupar las pollas?

La cosa empieza a ponerse seria. Con su polla más dura y grande, la sonrisa de su rostro deja paso a mordidas de lengua y muecas de gusto, la tarea que todo chaval debe cumplir proporcionándose un hueco cuando no tiene uno a mano dónde meterla. La curvatura del rabo hace que cuando se pone de pie se le quede tiesa en un ángulo casi paralelo al de su torso, una posición idónea para que se coja a un chavalín en volandas, le abra el culo y le empale toda la polla hasta el fondo.

Mucho más cómodo y haciendo del sofá por el que tantos tios han pasado su espacio personal, se la machaca con más brío haciendo que le reboten las pelotas, pesaditas y cargadas de leche rica que me comería ahora mismo. Sería todo un honor tener su semen pringándome los morros, bajando por mi barbilla hasta gotear en el pecho. Antes de terminar se pega un tiento al ojete con los dedos, masajeando los alrededores del agujero, suave, morenito y apretado, un hueco que todavía nadie ha desvirgado. Cómo sonríe el cabronazo cuando se toca, sabiendo que muchos estaríamos deseando colarnos dentro. Esperemos que pronto esté disfrutando de las bondades de tener buenos pollones de tantas y tantas estrellas del porno dándole al vicio.

De momento él a solas, casi como si nos colásemos una calurosa tarde en su habitación asistiendo a su momento más íntimo. Lo que nos gusta el momento de la corrida, cuando toda la potencia del cuerpo y un cosquilleo para morirse se agolpan en el centro de nuestro cuerpo y nos dejan paralizados durante unos breves segundos antes de sentir la recompensa de un gustazo indescriptible convertido en leche saliendo de nuestra polla. Y nos gusta verlo en los demás tios cuando se la pajean porque sabemos lo que están sintiendo en ese momento. Hugo va para bingo y se saca toda la leche que le cae sobre le vientre a goterones con el sonido de fondo de sus gemidos apagados. Se ordeña la polla para sacar todo el jugo y la lefa se le queda pegajosa y blanquita entre el pulgar y el índice. Este chico está muy rico!!

>> VIDEO COMPLETO DE LA PAJA A SOLAS DE HUGO URBINA DEBUTANDO EN LUCIOSAINTS.COM

Hugo-Urbina

>> VIDEO COMPLETO DE LA PAJA A SOLAS DE HUGO URBINA DEBUTANDO EN LUCIOSAINTS.COM

Close