[Fucker Mate] El pedazo macho Massimo Piano debuta haciéndose un pajote con fleshjack

Con unos calzoncillos bicolor que realzan los atributos masculinos, Massimo Piano, un chulazo de cuerpo atlético se planta en el centro de la pantalla, con todo el mazacote embutido de rabo y huevos rebotando cuando se queda quieto. Qué gustazo supondría para muchos ponerse delante y meterle una buena agarrada con la mano a todo ese paquetón. Como si supiese en lo que estamos pensando, ya lo hace él por nosotros, haciendo resbalar sus dedos por encima de la tela y metiéndose mano a sí mismo por debajo notando el tacto de su rabo calentito.

Se le intuye todo a través del tejido semi transparente, una apetitosa polla larga con un capullo que no para de tirar hacia afuera luchando porque le dejen libre. La última fase del striptease está al llegar, tan sólo una prenda de ropa nos separa de la lujuria y se los empieza a bajar, poco a poco, poniéndonos cachondos perdíos, enseñando con arte la anchura de la base de sus atributos y dejándola respirar entera por fin. El cipote sale liberado como una bala, todo gordo y perfecto, descapulladito, dan ganas de acoplárselo dentro de la boca entre los labios para darle mimos.

Una mano robusta y fuerte comienza a pajear usando todos los dedos, aplicando más fuerza con los delanteros, consiguiendo que la polla crezca y siga creciendo hasta alcanzar un tamaño enorme y dejarla apuntando hacia el techo, larguísima, inclinada hacia la izquierda, preparadita ya para insertarse en un buen culo y darle placer. Pero como no hay culo todavía, hay que divertirse a solas y lo hace usando aceite corporal. Sin medida se lo aplica por todo el torso y una buena cantidad en en rabo, para después deslizar la mano y sentir como si se la estuviese metiendo a un tio de culito estrecho.

Amantes que somos de mirar a los tios en los vestuarios de los gimnasios por detrás, poniéndonos perracos cuando hay alguno al que entre las piernas mientras anda le cuelgan los cojones y el rabo, Massimo tiene de sobra, le cuelgan que es una locura, tanto que le dan para entretener su otra mano libre y masajearlos por completo y se mueven que es casi pecado mirarlos mucho tiempo.

Nunca antes había visto en una escena a solas lo que pasa a continuación. Massimo se coge el pie y lo fuerza un poco para que tome contacto con la superficie de su cipote, dando vueltas con el talón alrededor de él y después haciendo resbalar la planta del pie por su enorme barra. No se puede negar que este tio sabe cómo divertirse a solas y a falta de otro chaval con el que pasarlo bien, sabe cómo hacerse una paja con otras partes del cuerpo que también son muy placenteras.

Se ha llevado consigo un juguetito para hacernos rabiar, un fleshjack ice transparente, más que nada para que nos volvamos locos imaginando cómo queda su polla dentro de un agujero. El resultado es bestial. Ni embadurnada en aceite le entra fácilmente, lo cual ya es un reto para cualquier tio que se enfrente a su rabo. Entra super apretadito, tanto que tiene que hacer fuerza para hincarse el fleshjack hasta el fondo. El tio se hace resbalar los labios transparentes por su capullo y no puedo parar de imaginar mi propia boca ahí disfrutándolo y después tragando, notando cómo llega hasta inundar mi garganta y me da de comer polla como un buen macho. Y mientras lo hago disfrutaría de las vistas de la carita de vicio de tio guapetón y me pondría más cachondo y con más ganas de comérsela mientras me mira, con ojazos que atrapan, morenito y el contorno de sus facciones enmarcadas por la barbita y el bigote que las resaltan.

Joder lo que le cuesta bajar hasta el fondo el masturbador, le imagino con las manos en mi cabeza, forzándome un poco a tragarla hasta conseguirlo. La cámara situada desde la posición de su hombro es una auténtica locura porque nos hace sentir como si estuviésemos en el sofá a su lado contemplanto el ejemplo perfecto de cómo se la trabaja un hombre incluso a dos manos. Se pajea con ambas, una debajo y otra encima y después las desliza, recubriendo el capullo con la piel, pasando de descapullado a capuchón, haciendo las delicias de todos, de los que les gusta con y sin capucha.

Abandonado al placer y gimiendo, el tio se pajea con el fleshjack a mayor velocidad, dispuesto a sacarse la leche. A punto de estallar de gusto, se saca el juguetito en el momento justo en que ejecuta el primer disparo, un chorro de lefa que sale volando y le cae en la pierna mientras de la raja del cipote no para de rebosar leche a borbotones, resbalando por su capullo y cayendo hacia abajo como si fuese una fuente de chocolate. Con la mano pringada de unos cuantos lefotes, se coge un poco y lo prueba mirándonos para después rebañarse la mano con la lengua.

>> MIRA AQUI EL VIDEO COMPLETO DE DEBUT DE MASSIMO PIANO EN FUCKERMATE.COM

@ fotografías por emciphoto

massimo-piano

>> MIRA AQUI EL VIDEO COMPLETO DE DEBUT DE MASSIMO PIANO EN FUCKERMATE.COM

Tags
Show More
Close