[Lucio Saints] Noel Ortiz y Lucio Saints se follan a Lorenzo Rosso y le meten doble polla a Erick Ventura en The Call Of The Desire, Episodio 2

El viaje sexual de la llamada del deseo continúa con este segundo episodio en el que no sólo el protagonista es el que está experimentando nuevas sensaciones, sino otros muchos chicos que, como él, se adentran en placeres inexplorados por ellos hasta ahora. Una escena “must have” en la que, tras sus debuts en solitario aquí y aquí, podremos ver al italiano Lorenzo Rosso con el culo abierto de par en par para recibir grandes pollas, así como a Noel Ortiz por fin entrando en acción y pudiendo asistir a algo poco habitual, un estreno a lo grande, con nada menos que dos culazos para agujerear él solito con su enorme barra de pan valenciana, antes de recibir la compañía de Lucio Saints que se une a la fiesta para ayudarle con las folladas a estos chavalitos.

Y también para los que estábamos deseando volver a verle, Erick Ventura regresa para ser ese otro chaval que junto a Lorenzo Rosso disfrute de su culo bien repleto de polla y su guapísima cara cubierta de la riquísima nata de dos machos. Uno de ellos se atreve con dos, ¿queréis saber quién es? Pues seguid leyendo.

webdeseo-watermark-photo

EPISODIO 2

Tras cascarse un pajote en los baños del Boyberry de Madrid ante dos chulazos, Nathan Gear anda desorientado por el local buscando la salida, cuando en realidad en lugar de estar más cerca de ella, se sumerge más y más en sus profundidades, abriendo puertas de glory holes y topándose con las mazmorras donde encuentra algo que le hace poner los ojos como platos, tres tios completamente desnudos usando sus lenguas, manos y cuerpos para rozarse todo lo que pillan. Nathan no sabe lo que le está pasando, por qué cuando vio a aquellos chulos meando de espaldas le entraron ganas compulsivas de menearse la polla, por qué mirando ahora a tres chicos dándose placer otra vez se le está empezando a montar la tienda de campaña bajo los vaqueros. Sea nlo que sea lo que le está sucediendo, una cosa parece estar quedando clara, aquello le mola.

Como dos pollitos en el nido suplicando comida de papá, Lorenzo Rosso y Erick Ventura se ponen uno a cada lado para repartirse la butifarra valenciana de Noel Ortiz. Primero uno rellenándose la boca y dejando su rastro de saliva, después el otro que resbala sus labios por esa misma saliva y deja su propio rastro, los dos a la vez acariciando con las lenguas cada centímetro de barra, disfrutando como locos hambrientos de ese palo duro, con los morritos mojados y húmedos.

Erick, que parece el más experimentado, enseña a su hermanito cómo se come una polla de ese tamaño, empezando a tragar y tragar hasta tocar fondo, hasta que le salen las lágrimas de los ojos provocadas por el taponamiento de esa polla larga e inmensa penetrándole la garganta. Así se queda unos segundos, haciendo que Noel gima como un cabrón y se eche hacia atrás al notar que la tiene más apretada que nunca. Lo repite una y otra vez y cuando termina Noel lo mira a los ojos sorprendido, como si no pudiese creer que ese chaval tan guapo se hubiera metido su enorme tranca hasta los topes.

No acaba de salir de su sorpresa cuando ya tiene la boca del italiano rozándole los huevos y saboreándole el tronco de la polla. Se vuelve loco mirando esas dos cabezas que no paran de subir y bajar, uno cariñoso que le da mimitos al rabo y el otro pillín que se la vuelve a tragar entera. Le ponen tanta energía que entre las piernas a los dos chavalitos les cuelgan las pollas rebotando de alegría. Está que alucina, si por él fuese empezaba a lanzar lefa sin avisarles y les pringaba toda la jeta, pero merece la pena aguantar semejante gusto y calmar la polla para poder follárselos uno a uno.

Noel deja que los dos le sigan comiendo el rabo mientras él empieza a concentrarse en la medida de lo posible en otros agujeros, echando mano del culazo de Erick y abriéndoselo con las manos para dejar a la vista su hermoso ojete, aunque entre Erick y Lorenzo logran desconcentrarle cuando se ponen como salvajes hambrientos a devorarle todo el pollón, Lorenzo salivando y Erick tragándosela entera sin descanso.

Con el rabo bien brillante de las mamadas, todo gordo y gigante, Noel les propone echarles una follada. Les falta tiempo para ponerse a cuatro patas y voltearse para mostrar sus culazos deseosos de rabo. Noel elige el culo suavecito de Erick para empezar. Va directo, con la polla en la mano enfilada hacia el agujero hasta que se la mete y empieza a follárselo. El cabrón traga tan bien por la boca como por el culo, hasta sentir en su trasero los dos cojones golpeándole. Como todo un caballero, Noel no descuida al italiano y le adelanta que ahora se lo va a folar a él también. Lorenzo está deseándolo, sobre todo cuando ve a Erick gemir de placer, rebotando hacia adelante y atrás sobre sí mismo cada vez que lo empotra.

Por fin le llega el turno a Lorenzo y su culo peludito. Noel le planta la primera estocada y el italiano se queda con los ojos y la boca abiertos sin poder reaccionar, hasta que Noel le empieza a meter caña y el chaval empieza a emitir gemidos flipando de lo grande que la tiene. Con la boca no pudo, pero por el culo él también consigue tragársela enterita. Hasta Erick aprovecha esa boquita guapa del italiano, pegándole un morreo mientras aún la tiene abierta, intentando apagar sus gemidos.

Noel se lo está pasando bomba, siendo el macho dominante, con esos dos agujeros implorando polla todos para él solito, pero los gritos de placer atraen a un pedazo tiarrón que llega ya con la escopeta bien cargada. No quiere interrumpir y se queda mirando mientras se desabrocha los pantalones y se saca un pollón morenote y gigante, pesadito y rebotando hacia el frente, que enseguida llama la atención de Noel invitándole a unirse.

Ya no tendrán que esperar turno. Noel se queda con el culito de Erick y Lucio Saints se la mete al italiano. Cuando Lorenzo tenía claro lo que era una polla grande, todo su mundo se pone patas arriba otra vez y empieza a notar cómo va siendo empalado por otro rabo más grueso y gordo hasta el punto de soltar gritos de dolor y gusto. Lejos de amedrentarse y hacerlo más suave para que se calle, Lucio Saints le sigue dando caña sin interrumpir el ritmo de la follada que le está metiendo. Lorenzo Rosso tiene la mirada perdida y ya no sabe ni dónde está, sólo nota que algo grande le está rompiendo el culo, con tanto gusto que termina agarrándose la polla por instinto y entre gemidos empieza a soltar leche blanquita a borbotones.

Apañado el chaval, con la pija pringando de leche, ahora quedan dos machos super pollones para un culito y una sola opción: que los dos se lo follen. Erick no sabe si asustarse cuando ese macho con el pollón morenote se queda pajeándose ante él. Cómo la usará dentro de un buen culo para haber hecho correrse a su colega de esa forma hasta hacerle delirar. Por eso se sorprende cuando su boca dice “sí” a la idea que le propone Lucio, meterle las dos a la vez por todo el culo, tanto como se sorprende cuando se repente se encuentra con los dos bombardeándole por atrás, con esas dos mega pollas deslizándose una sobre otra y luchando por adentrarse en su interior como putas.

Lucio se siente tan cómodo con la polla dentro de ese culazo que coge posición de sentadillas poniendo los muslos paralelos a la espalda del chaval y le pega una reventada encasquetándosela hasta el fondo, lo que se dice una doble polla completa. Erick ya no es consciente ni de qué punto le están tocando entre los dos ahí dentro, el G, el H o el J, pero entiende la reacción de Lorenzo y sigue sus pasos, machacándose el rabo y soltando lefa encima del cuerpo de Noel.

Después de haber aguantado sus embestidas, el chaval quiere la leche. Tumbado boca arriba, los dos machos se le ponen a cada lado de la cara pajeándose las pollas. Puede sentir el olorcito de rabo que le vuelve loco, las manos deslizándose por rabacos enormes que ha tenido dentro de su culo, pelotas colgando al ritmo de las pajas. De un momento a otro podrá sentir la leche calentita de dos tiarrones resbalándole por la cara. Parece que Noel se va a correr antes por sus gestos y porque se planta con la mano y las rodilas bien situado, dispuesto a atacar, pero Lucio se le adelanta por sorpresa y lanza unos chorrazos blanquitos de lefa por ecnima de la cara de Erick que al caer le dejan pringada la boca, la barbilla y el cuello. Al ver ese espectáculo de leche, Noel frena la paja, se le infla el capullo y suelta unos escupitajos de lefa de la hostia, haciendo que Erick tenga que cerrar la boca cuando se le inunda con toda su leche.

El chaval que se apareció a Nathan Gear y le condujo hasta el Boyberry, Abraham Montenegro, continúa su búsqueda por el local, entrando en la zona de informática y cotilleando lo que hacen los chavales que hay allí, chateando y viendo porno…

CONTINUARÁ…

>> VIDEO COMPLETO #TCOTD02 DE LA ORGÍA CON LORENZO ROSSO, NOEL ORTIZ, ERICK VENTURA Y LUCIO SAINTS EN LUCIOSAINTS.COM

Lorenzo-Rosso-Noel-Ortiz-Erick-Ventura-Lucio-Saints

>> VIDEO COMPLETO #TCOTD02 DE LA ORGÍA CON LORENZO ROSSO, NOEL ORTIZ, ERICK VENTURA Y LUCIO SAINTS EN LUCIOSAINTS.COM

Close