[Fucker Mate] Viktor Rom un chulazo que enseña por primera vez su gorda y espectacular polla

Qué poder tienen las manos de un tio para dar gusto. Me gustan las manos grandes, con dedos fuertes y una palma ancha. Me pongo cachondo si me gusta, con solo mirarla, imaginando que me coge y me arropa la polla, bajando y subiendo, suplicando que pare sin hacerme ni puto caso, hasta sacarme toda la leche resbalando por ese puño de oro. También imagino esos dedacos fuertes dentro de mi boca y presionando la entrada de mi culo, insertándose como si fueran una polla para abrir camino a algo mucho más grande que vendrá después.

Un cuerpazo morenito y musculoso de gimnasio, tatuado, aparece en pantalla y una de esas manos que tanto me gustan no para de acariciarse el paquetón, mientras la polla está en un tira y afloja con el calzoncillo luchando por salir de ahí, toda gorda y larga, un buen bulto que me encantaría destapar como a un plátano, porque seguro que es de las que cae por su propio peso y te alegran la vista, de las que mola recoger con la boca desde abajo y disfrutar de cada centímetro hasta llenarse de vida.

Viktor Rom se muestra seductor, un tio super atractivo con ojazos de macho latino capaz de romperte. La barbita recortada y los labios le ponen la guinda a un chaval muy deseable, que me recuerda un poco a Tommy Defendi, de los que nos molaría tener en nuestra cama para una noche de pasión. Imaginad esos labios y la barba rozando el culo, seguro que los abre como un mago sin tener que meter ni los dedos el cabrón, un poco de roce, unos buenos besos y a enfilar rabo, lo tiene todo hecho.

Sigue poniéndonos cerdos echándose aceite corporal para hacer sus músculos más atractivos, acariciándose ese rabo enorme que se dibuja en el contorno de los gayumbos y que estoy deseando ver. Llega el momento, se los baja despacio arrastrando la goma con las manos, se la recoloca y ahí está maravillosa e imponente!! una base gorda de pollón y unos huevazos rugosos que alimentan solo con verlos. Sigue bajando y por fin la deja libre, toda enorme, ligeramente dura, mirando hacia el frente, preciosa, perfecta para empezar a comérsela sin pensarlo, un pollón perfecto para hacerle el amor con la boca.

Lo que viene después es una puta lujuria, observar el conjunto perfecto de su rabo grueso contra su cuerpazo musculado, pajeado por las manos fuertes que suben y bajan lentamente por esa masa de vicio, cómo se lleva la palma de la mano a la boca y saca la lengua chupándola y bajándola de nuevo para acariciar su polla, cómo se echa saliva desde arriba para lubricarla hasta ponerla dura por completo, los momentos en que la deja suelta y sin manos, como un monumento apuntando hacia arriba, una obra de arte, si hubiera que poner una imagen de polla en el diccionario, perfectamente ahí podría ir la foto del pollón de Viktor Rom.

Llega un momento en que no sé si quiero chuparla o que me la meta directamente y sentir todo lo gordo dentro. Es un vicio verla dura descansando contra sus abdominales, ver cómo se pajea y a duras penas es capaz de abarcarla con el puño, con un diámetro tan grande que el dedo medio y el pulgar no se tocan. De vez en cuando se la fuerza pasando la mano por detrás y ladeándola, haciendo que se ponga más grande todavía, la fuerza hacia el frente y la deja salir disparada, se pone cachondo y empieza a simular que se folla un culo levantándose y encorvándose como si tuviera a un tio a cuatro patas encasquetándole toda la polla. Aún no lo tiene, pero por cómo lo hace, seguro que tiene que empotrar como un animal el cabronazo.

Un primer plano de su cipote enorme me hace desear estar con la lengua ahí pegada, sentir la raja calentita resbalar hasta recibir unos buenos pegotes de lefa. Brillante y potente el cabezón de la polla, del mismo grosor que el tronco, admirable tamaño. Inicia la recta final con una paja a toda leche y estoy deseando ver lo que sale de dentro. La vista de la cámara nos hace partícipes, mirando desde arriba, como si estuviésemos viendo a un colega machacándosela sin compasión. Un pequeño quejido y la agitación en su respiración preceden a una deslechada entre gritos bien guapa, con toda la lefa saliendo de la raja, cayendo sobre la parte baja de su abdómen, resbalando por los dedos y depositándose en la base de la polla.

Con toda esa lefa, coge la manaza y la pasa por encima conduciéndola hasta su rabo que no se ha relajado ni lo más mínimo, ni corrida se ha hecho más pequeña. Se frota la polla recubierta de semen y con el puño rebaña hacia arriba haciendo que por la punta del rabo le salga esa última gota blanca que invita a plantarle la punta de la lengua para recogerla. Ahí la deja caer toda llena de leche, unas ganas tremendas de ver cómo folla. Seguro que Viktor Rom va a romer muchos culos delante de las cámaras.

>> CONOCE AL ESPECTACULAR VIKTOR ROM EN SU PRIMERA ESCENA A SOLAS PARA FUCKERMATE.COM

@ fotografía por emciphoto

vicktor-rom

>> CONOCE AL ESPECTACULAR VIKTOR ROM EN SU PRIMERA ESCENA A SOLAS PARA FUCKERMATE.COM

Close