[Lucio Saints] Lucio Saints se folla por primera vez el culazo de Abraham Montenegro

167Views
No es otro blog gay

Creo que vas a desvirgarme“, así de directo, joder, que estes con un tio sentado al lado, hablando cómodamente y de repente te diga esto, son palabras demasiado grandes como para poder asimilarlas todas de una sola vez, es como si la imaginación volase directa de tu cabeza a tu polla y esta empezase a crecer abriéndose hueco entre la tela de los calzones. La reacción de nuestro pequeño colega que descansa entre nuestras piernas no es para menos. Me dicen la palabra “desvirgar” y enseguida se me viene a la mente la imagen de un chaval bajándose los pantalones, poniéndose en un sofá de rodillas abriendo su culo y poniéndolo a la altura adecuada para ir de pie y enchufarle. Pero a la vez, desvirgar a un tio es una responsabilidad tremenda, más allá de ese gustazo de introducir tu polla por primera vez en un agujero inexplorado, quieres hacerlo lo mejor posible para que se quede al menos con ganas de repetir la experiencia.

Abraham Montenegro está en buenas manos. Tras ganar la batalla de talentos con una paja a solas y poner la guinda final a la webserie “City Boys” follándose a Erick Ventura como un animal, ahora le toca recibir por primera vez. Que te desvirguen es una cosa, pero que además lo hagan con un rabo de unas dimensiones enormes como el de Lucio Saints, es otro nivel. Dos experiencias juntas vividas en una sola, primera penetración anal y poder probar a un tio pollón. Una entrevista previa no hace sino ponerme más cachondo de lo que ya estoy, porque estaba deseando ver a Abraham montándose encima de un rabo como se merece, con ganas de saber si toda esa ansia que desprende cuando se folla a un tio, se mantiene cabalgando como una bestia.

Es acojonante las ganas con las que le coge Lucio Saints. Termina llevándole al otro extremo del sofá a base de lametones, besos y mordidas de labio. Qué perraco que es el cabrón, un conquistador nato que no para de abrazar y hacer lo que le nace de dentro. Abraham termina arrinconado, dejándose seducir y lamer, con la cabeza hacia atrás, sintiendo la lengua de su primer follador por todas partes, la boca, la barbilla, la oreja, y junto a tanta energía dándole placer, otra igualmente irresistible más abajo, cuando le planta todo el paquete encima y hace gestos como follándole, rozándole bien pegadito para que la sienta.

Vaya jugueteo se pega el tio, restregándole toda la pija sobre su paquete, lo tiene pegado encima y está en la gloria gozando del meneo que le mete, y eso que todavía no se la ha sacado ni la tiene dentro de su culo. Como buen experto en las artes de seducción, Lucio Saints le quita los pantalones descubriendo una hermosa polla que no tarda en llevarse a la boca. La tiene grande el chaval como ya hemos visto en pasadas escenas, pero nada se escapa a los labios carnosos y la gran boca de Lucio, que de un par de bocados consigue merendársela entera hasta hacerla desaparecer dentro.

Qué aguante tiene que tener el chaval para no pegarle una lluvia de lefa al ver esos morritos pringarle el tronco de saliva y darle un cosquilleo tan rico. Todo ese gusto contenido termina sacándolo fuera mediante gemidos y Lucio le ofrece otro punto de atracción para desviar sus pensamientos, aunque no sé yo si lo que hace no es aumentar más las ganas cuando se baja los pantalones y le deja al chaval que juegue con su culazo morenote, metiéndole los dedos por la raja y acoplando bien la cuenca de las manos en sus cojones.

Con el saborcito de su polla en la boca, Lucio le coge la cabeza y le pega unos lametazos dándole la alternativa para que sea él ahora quien se trabaje el pedazo instrumento que lo va a desvirgar. Va directo el cabrón, intentando comérsela entera. A base de mano y boca, mano y boca, pegando un buen pajote, consigue hacerse retorcer en su asiento a Lucio, incluso le hace flipar con algunas cosas que hace el chaval y que consiguen sacarle una sonrisa de estas que te sacan de la monotonía de una mamada al uso. Se está ganando una buena recompensa.

De tanta hambre, Abraham termina con la boca pringando de salivazos, con la polla tiesa y el culito ya preparado para ofrecérselo a su desvirgador. Un pequeño regateo sobre el suelo a cuatro patas le permite poner su culo a disposición de Lucio, que no deja de sonreir y alucinar con lo que hace el chaval a continuación con su polla, usarla como un dildo colgado en una pared, sin parar de culear hacia adelante y hacia atrás empezando a encajársela, mientras su propio rabo le golpea en el culo y en sus abdominales a hostiazo limpio con un plas plas continuo.

Cuando ya le ha dejado un tiempo suficiente para acostumbrarse al tamaño, llega la hora de la verdad. Con la tranca tiesa y gorda y dos huevazos por bandera, Lucio Saints tira hacia adelante con todo y le mete una empotrada de lujo abriéndose hueco por el agujero. Es tan grande que apenas le cabe la mitad, intenta darse el gusto de poder recibirla entera y para que tenga esa oportunidad de tragar más cacho y disfrutar de una follada con un buen pollón, nada mejor que cambiar de postura a una que te permite empalarte a gusto: una cabalgada de rabo en toda regla.

Ahí sí, más relajadito, al contacto del calorcito del cuerpo de Lucio Saints, recostado sobre él, la polla entra perfecta rebañando todo a su paso. Hasta decide tomar las riendas y pajearla con su culo. Incluso cuando se escapa, la redirige hacia adentro de nuevo pasando la mano por detrás y apuntando hacia su culo como el que encaja un tornillo. Cabroncete es un rato el chavalito, anda que no la hace a su mano ni nada cuando ya le ha cogido el gustillo para disfrutar.

Con ese mismo gustillo y con el pollón todavía penetrándole, se coge el rabo y empieza a escupir una lluvia de lefa por todas partes hasta quedarse relajadito. Todavía le queda la mejor parte, recibir la recompensa al esfuerzo, el resultado de la pérdida de su virginidad y el efecto que ha tenido dejándose follar una polla por primera vez, el placer de ver desfilar ante sus ojos regueros blancos de lefa, sintiéndolos caer calentitos sobre su cara, un macho rindiéndote tributo encima de tu jeta y entregándote lo más preciado.

>> ENTRA Y MIRA COMO LUCIO SAINTS LE METE RABO POR PRIMERA VEZ A ABRAHAM MONTENEGRO EN LUCIOSAINTS.COM

abraham-montenegro-lucio-saints

>> ENTRA Y MIRA COMO LUCIO SAINTS LE METE RABO POR PRIMERA VEZ A ABRAHAM MONTENEGRO EN LUCIOSAINTS.COM

No es otro blog gay