Dieux de l’extase fascinación por el porno gay en el nuevo blog de Sir Swan X

Dime, ¿qué te la pone dura? ¿Ese compañero de trabajo que marca un culazo y unas buenas piernas en los pantalones? ¿El tio chulazo que va por la calle en manga corta ahora con el calorcito con las mangas ajustadas a unos biceps de gym, brazos y manos grandes y fuertes? ¿La mirada de un chico al que acabas de conocer en una fiesta, que te desarma por completo y al que estás buscando desesperado entre las fotos de las redes sociales de los que asistieron para ver si le encuentras y consigues su contacto?

Nuestro día a día y sobre todo nuestros fines de semana y los ratos íntimos, están repletos de momentos y situaciones que nos la ponen muy pero que muy dura, quitando el irremediable despertar en que nuestra polla se ha tirado gran parte de la noche oxigenándose, cuando no comprimida en los calzones si teníamos un sueño húmedo que a veces acaba con leche de por medio, para que veais que al final todo está en la mente, porque cuando eso ocurre, realmente nos la hemos tocado con la imaginación y se ha hecho el sueño realidad (bueno, realidad a medias, ya me entendéis).

Pero uno de los momentos en que más dura se nos pone, aparte de cuando practicamos sexo, es cuando nos sentamos cómodamente a ver una escena porno. El momento en que buscas algo rápido, en que estás tan caliente que te pones páginas de sexo amateur o escenas que tienes guardadas a diestro y siniestro sin importar cuál sea hasta correrte. Otros momentos en que vas más tranquilo y con tiempo y te dedicas una buena paja (o te la hacen) seleccionando cuidadosamente la escena o escenas que más te gustan, cuando vas mirando trailers y portadas y eliges en función de tu conexión con los que intervienen en ella, lo que ves, las posturas, el tamaño de las pollas, a pelo, guarreteo con lefa, tios guapos, un chaval que te llama la atención y estás deseando verle desnudo… un montón de detalles a gusto de cada uno que es lo que hace grande al porno y que haya tanta variedad.

Muchas veces pienso en qué saldría si cada tio que ve una misma escena la contase a su manera. Seguro que aunque muchos coincidirían en ciertos momentos, la gran mayoría tendríamos nuestra imagen fetiche, esa que nos lleva al punto máximo donde no aguantaríamos más hasta darlo todo. Después la forma de contarlo sería realmente interesante, unos de forma más elaborada con detalles, otros a saco y en un lenguaje burro, pero al final de una u otra forma, acabaríamos todos tan cachondos de leer esas burradas, tanto como viendo la escena en sí.

Muchos al final coincidimos en gustos y por eso hay escenas míticas que se nos graban en la cabeza, de ahí nacen las estrellas del porno, nacen de nuestros gustos, del boca a boca, de nuestra necesidad de verles, de nuestra pasión, los dioses del éxtasis. Es así “Dieux de l’extase” como se llama precisamente el nuevo blog que comenzó en septiembre del pasado año a rodar de la mano de Sir Swan X, donde cada mes va volcando en interesantes artículos toda su fascinación por el porno gay. Algunos son una auténtica gozada, con un hilo conductor que entrelaza diversas situaciones para acabar encajando como un puzle, realmente maravillosos, tanto que aquí ya sabe que tiene las puertas abiertas y un montón de páginas en blanco a su disposición para lo que quiera.

>> VISITA AQUI EL NUEVO BLOG “DIEUX DE L’EXTASE” DE SIR SWAN X

dieux-del-extase2

>> VISITA AQUI EL NUEVO BLOG “DIEUX DE L’EXTASE” DE SIR SWAN X

Close