[Lucio Saints] Jordi El Niño Polla se mete un pajote entre chuches y revistas porno en “Crush Candy”

1.59KViews
No es otro blog gay

En la cultura actual muchas han sido las formas en que, sobre todo las chicas, han intentado averiguar una fórmula para saber el tamaño de rabo que un tio oculta bajo los pantalones. Si os preguntase, seguro que habéis escucha muchísimas. Hay algunas muy populares como la que dice que si el tio tiene la nariz grande es que está bien dotado, o que tio con pies grandes polla grande, otra bastante más eficaz y que se acerca mucho a la realidad la mayoría de las veces que consiste en medirse desde la base de la muñeca hasta el final del dedo anular, así un tio con manos grandes no decepcionará nunca, y ya si tiene los dedos gordos, vas a gozar como un cabrón. Pues bien, escuchad lo que os voy a decir, hoy vamos a mandar a tomar por culo todas esas teorías.

Que a uno le pongan un mote, nunca es por casualidad, siempre hay algo detrás que lo apoya. Uno que solíamos poner los colegas en el instituto a uno de nuestros compañeros al verlo en los vestuarios, era “trípode“, porque tenía un pedazo rabo larguísimo. Cuando a Jordi le pusieron “El Niño Polla“, no sólo acertaron de pleno, es que cuando le ves por primera vez desnudo es lo primero que se te escapa por la boca. Ya le había visto antes en varias escenas de porno hetero y ayer, cuando descubrí que era él el protagonista de la nueva escena en LucioSaints.com, después de varios meses sin verle, es lo primero que se me escapó “hostiaaa, el niño polla“.

Ni pies excesivamente grandes, nariz normal, delgadito, una apariencia de niño que es la que hace que cuando se quita los calzoncillos, impresione aún mucho más ver lo que el cabronazo tiene entre las piernas, un pedazo de pollón largo, enorme y super gordo, alucinante, que destaca sobre todo su cuerpo. Y encima, por si fuera poco, bajo su apariencia de chavalito tímido, se oculta uno de los tios más viciosos y folladores que uno puede echarse a la cara. No hay persona a la que no se le abran los ojos como platos cuando se la saca, un puto crack que deja en su bitácora propia elniñopolla.com reflejo de todas sus escenas, por si os quedáis con más ganas de rabo y de disfrutar de este chaval único.

Al pequeño Jordi le está picando la polla y no puede concentrarse en lo que dicen los profesores en clase, apenas le llega la sangre a la cabeza para pensar en otra cosa que no sea unas buenas tetas haciéndole una buena cubana hasta soltar leche encima, rabos taladrando unos coños mojaditos y en varias de sus compañeras haciéndole una mamada comiéndole todo el bocadillo y los cojones. Con la mochila a la espalda, decide hacer peyas y regalarse una mañanita para él solo. Una parada en la tienda para comprar unas chuches y de vuelta a casa. No hay nada como endulzarse la boca con los caramelos y la vista con las revistas porno que guarda por ahí entre los libros juveniles. Le pone super cachondo esa página en la que un tio riega de semen un par de peras enormes.

candy-crush-logo

Jordi tiene alma de niño pero polla de hombre. Los dibujos de los personajes de la famosa serie Shinchan que lleva en los calzones, empiezan a deformarse a medida que chavalito se frota el rabo todo duro por encima, mientras ojea una de las revistas. Algo parece que no encaja, tan delgadito y meneando eso que parece tan grande… ¿lleva un montón de calcetines debajo para aparentar ante sus amiguetes su virilidad? Ni calcetines ni leches.

Con un leve movimiento al que tan acostumbrados estamos los tios, cuando separamos el lateral de los gayumbos para echar una meada, Jordi se saca un cilindro perfecto, duro, gordo y gigantesco, calentito, aprisionado entre la tela y su muslo. Un pollón enorme que empieza a agarrar para hacerse un pajote mientras imagina ser el protagonista de todas esas fotografías. Anda que no tenía ya ganas de mandar a tomar por culo los libros y las clases y meterse una buena agarrada de polla con la mano, sintiendo el gustillo subiéndole por los huevos. No digais palabrotas cuando le veais levantarse y quitarse los calzones de Shinchan, cuando deje salir todo su rabo potente dando zarandeos como un mazo gigante, que os escucho.

Sabe que la tiene grande, lo que disfruta el tio llenándose la mano entera y gimiendo cuando se le va la sandre a otra parte huyendo de la cabeza. Se da unas buenas hostias con la barra de rabo en toda la palma de la mano y prueba también sobre su estómago, dejando unos sonoros cachetazos en el aire. El tio está casi a puntito de descargar y para aguantar un poco las ganas, se pone de pie sin dejar de pajearse. Acojonante admirar la longitud de ese rabaco bestial, no habría chico ni chica en el mundo que no quedara satisfecho al sentir al niño polla meterse dentro, al ser taladrandos centímetro a centímetro hasta tenerla toda encajada, un pollón que haría perder el conocimiento a cualquiera.

Me encanta descubrir algo en lo que no había reparado antes y es que el chaval tiene dos cosas grandes, además de la polla, un par de ojos grandotes y flipantes, como los de un adorable cachorrito, capaz de enamorar. Hace un poco el gamberro ahora que está solo por la casa y se sube al borde de las escaleras de caracol. No para de machacársela hasta que siente que se le está nublando la vista y algo está a punto de salir de su interior, entonces baja rápidamente las escaleras y sigue y sigue apresando la polla gorda entre sus manos, zarandeando cada vez más rápido hasta que empieza a soltar todo el semen encima del sofá quedándose bien relajado de ese estresante día de clases.

Y arriba que sube otra vez, a degustar las chuches con las manos pringosas de lefa. Si os lo encontráis por la calle y os ofrece una, a lo mejor os terminais llevando algo más que un simple caramelo a la boca, un caramelito con sabor a Jordi, que la verdad es que apetece y mucho.

>> ENTRA Y DESCUBRE A JORDI, EL NIÑO POLLA, MACHACÁNDOSE EL RABO ENTRE CHUCHES Y REVISTAS PORNO EN LUCIOSAINTS.COM

jordi-el-niño-polla

>> ENTRA Y DESCUBRE A JORDI, EL NIÑO POLLA, MACHACÁNDOSE EL RABO ENTRE CHUCHES Y REVISTAS PORNO EN LUCIOSAINTS.COM

No es otro blog gay
  • colega

    Érase un niño a una polla pegado… jeje. Los gayumbos de Shinchan son buenísimos, jajaja

    • y aunque no lo he nombrado, también está el detallito del libro “Corazón de tinta”