[Lucio Saints] Erick Ventura debuta en su primera escena follado por el super pollón de Lucio Saints en “El Psicoanalista”

152Views
No es otro blog gay

Lo que me mola ver a un tio trajeado y guapete, perfecto como un pincel, arreglado, pelo engominado y repeinado y saber que en unos minutos estará abriendo su preciosa boca y el culo para merendarse un pedazo pollón, gimiendo del gusto mientras se deja llevar por los placeres del sexo. Los psicólogos tienen una ardua tarea por delante cuando un cliente se presenta con problemas sexuales. Deben medir bien sus palabras y sus preguntas para no acabar en una situación tan incómoda como agradable.

Erick Ventura sentencia su destino cuando lanza a Lucio Saints una pregunta demasiado personal para que le cuente alguna situación sobre sus relaciones sexuales de cuando era más jóven. Mientras Lucio no para de relatar su experiencia, a Erick le empiezan a entrar los siete males imaginando la situación, sin poder evadirse de lo que su puesto exige. La profesionalidad deja paso al instinto cuando siente el calor por todo el cuerpo y la necesidad de desabrocharse los botones de la camisa. Lucio no ayuda tampoco cuando cuenta con pelos y señales cómo su mano agarraba una polla dura y se ponía cachondo. Erick, que tenía las piernas cruzadas, siente el apretón del nabo desplegándose bajo sus pantalones y termina por abrir las piernas y plantar los dos pies en el suelo para dejarla respirar.

Era lo que Lucio andaba buscando y seguro que no era el único con el que lo ha hecho, pero a Erick le suda la polla (literalmente) que así sea, ha conseguido ponerle cachondo. Manda a tomar por culo la carpeta con lo que hostias sea que estaba anotando con el sofocón y Lucio se le planta de pie a su lado quitándose los pantalones y dejándole ver cómo de cachondo se ha puesto él, con una buena protuberancia reventando dentro de sus calzones y que el psicoanalista no tarda en probar. En un pestañeo, Erick tiene ya todo el trabuco dentro de la boca, jugoso, morenito, gordo y enorme para comer.

Le practica una mamada de vicio, sin despegar su boca del pollón, replegando y desplegando con los labios la piel de ese gigante, sintiendo cómo le penetra hasta la mismísima garganta y le come los huevazos aplicando bien la lengua mientras sobre su cabeza admira el pajote que se hace su paciente. Se ponen de pie y se ayudan mutuamente para que el chaval se quite la camiseta. Lucio mientras tanto tiene la polla dura y colgando, ahí tan solitaria que entran ganas de consolarla. Es lo que tienen los tios super pollones, que son como imanes, esto es así, una buena polla atrae a un buen agujero.

Ahora el lugar del psicólogo lo ocupa el paciente. Ese chaval repeinado y serio ahora está arrodillado frente al sofá donde hace un rato tomaba apuntes, despeinado, con la cara llena de saliva, masajeando son sus labios un gran rabo morenote. Lucio se encarga de que no sólo tenga los morros llenos de saliva, maneja su polla con astucia paseándosela por toda la cara, rozando el cipote con la barbita y todo su vello facial.

Sintiendo la fuerza de esa polla apoderándose de su boca, Erick se descubre el culo por detrás bajándose los calzoncillos, sacando de ellos un portentoso culo con un buen agujero que se abre y cierra pidiendo a gritos una polla que lo hinche bien. Por entre las piernas le asoman las pelotas, la izquierda un poco más caída como todo hijo de vecino, y la punta del capullo. Qué boquita tiene el cabrón y qué guapo que está chupando rabo con los morretes mojados del gusto. Se la repasa con la lengua por un lado y por el otro, como intentando encontrar el camino para metérsela de lleno. Con la puntita le saborea la raja del cipote, le pajea mientras le come los cojones y esos ojos alucinantes y bonitos no paran de mirar al poseedor de la herramienta cuando se lo hace.

Erick saca toda su potencia y de repente Lucio tiene que contenerse cuando el chaval se pone a mamar como un loco, parece una puta aspiradora meneando la cabeza arriba y abajo sin control. Se da hostiazos con el pollón en la lengua sintiendo toda su dureza, poniéndome más cerdo cada vez que lo hace, del gusto de tener eso entre las manos.

erick-ventura-lucio-saints-1 erick-ventura-lucio-saints-2 erick-ventura-lucio-saints-3

Momento polla y culo en la distancia. El rabo de Lucio duro y empinado, respondiendo a la reacción de un culo que a lo lejos no para de llamarle, abriéndose y cerrándose, esperando la hora del reencuentro. Por eso cuando ese momento llega casi es como tocar el cielo, cuando Lucio se pone de rodillas, planta el cipote en el agujero y la enchufa toda hacia adentro de una sola clavada. Una inflada que casi me hace correrme, con la cámara mirando desde arriba, el rabo gigante abriéndose paso por la raja del culo y penetrando. Erick gimiendo como le queríamos, bien folladito.

Con tanto pollazo consigue dejarle el culo bien abierto y con los orificios rojos, ya hecho a su medida pero sin dejar que se acostumbre del todo a esa enormidad. Lucio se levanta dejando el culo del chaval entre sus muslos y lo enfila de arriba a abajo follándole como una fiera. ¿No os habeis planteado alguna vez la cantidad de tipos de besos que hay? Están los besos de mamá de buenas noches, los besos de despedida con sabor salado, los de la abuela en la frente o la nariz (esos que curiosamente nunca caen en la mejilla de la cara), los de amor verdadero, los de rollo de una noche de verano, esos en los que te perderías indefinidamente ya llueva o nieve sobre tu cabeza que de repente el mundo se para.

Después están los besos guarros fruto de nuestro subconsciente animal, de esos que te nacen cuando estás follando, del mismo gusto nace la imperiosa necesidad de dar al otro a probar el gusto que sientes, una muestra de afecto en pleno acto sexual, de reciprocidad entre dos machos en este caso. Lucio lo expresa de puta madre, del gustillo que siente en todas sus nobles partes, le nace comerle la oreja, el cuello y la boca a Erick. Él es el macho dominante, el que mete por detrás y agradece por delante a la vez.

Le deja el culo que ya traga por inercia lo que le echen, con tanta potencia que al chaval entre las piernas se le menean todos los cojones de lado a lado en un baile que hipnotiza y es que anda que no nos gusta ver un buen par de pelotas meneándose. Tanto como ver un rabo largo pegando bandazos en una cabalgada, que es precisamente lo que hace Erick. Ahí está el psicoanalista, clavándose una buena polla por el culo mientras su rabo hace el molinete, tan largo que consigue a cada arremetida golpear con el capullo el tronco que se le está metiendo dentro.

Todo culo necesita su recompensa y ese se merece ración doble. Unos segundos que parecen interminables, un culo en pompa y una polla pajeada, de esto que sabes lo que va a suceder pero tu cabeza te susura “hostias ya puta saca toda la leche”. Y entonces ocurre. La polla lanza un escupitajo de lefa pringando el culo, formando un cuadro distinto cada vez, porque la polla hace lo que le sale de los cojones. Leche blanca como la nieve surcando esas curvas deliciosas, Erick sintiendo cómo los regueros le van cayendo poco a poco, resbalando por detrás, hasta los zapatos han recibido su ración. Ahora decidme queridos pacientes, en esta imagen que veis en el culo y los zapatos, formada de leche, ¿veis alguna forma conocida que sepais identificar? Sea cual sea la respuesta, os aconsejo un buen psicólogo que os ayude a descargar vuestras emociones…

>> REGISTRATE AQUI PARA VER LA ESCENA COMPLETA DE DEBUT DE ERICK VENTURA FOLLADO POR EL SUPER POLLÓN DE LUCIO SAINTS EN “EL PSICOANALISTA”

   erick-ventura-lucio-saints-4 erick-ventura-lucio-saints-5 erick-ventura-lucio-saints-6 erick-ventura-lucio-saints-7 erick-ventura-lucio-saints-8 erick-ventura-lucio-saints-9 erick-ventura-lucio-saints-10 erick-ventura-lucio-saints-11 erick-ventura-lucio-saints-12

>> REGISTRATE AQUI PARA VER LA ESCENA COMPLETA DE DEBUT DE ERICK VENTURA FOLLADO POR EL SUPER POLLÓN DE LUCIO SAINTS EN “EL PSICOANALISTA”

No es otro blog gay
  • colega

    Qué guapo y qué bueno está este chico.

  • colega

    Tengo ganas de verle en más escenas y más variadas.

  • Hombrepy

    Qué hermoso! ojalá podamos ver más escenas de él y bareback tragándose lefa y todo jaja

    • La carita guapa cubierta de leche…