[Lucio Saints] Allen King se come la grandísima polla real de Rocco Steele en “The Little Prince”

386Views
No es otro blog gay

La época en la que papá te contaba un cuento antes de ir a la cama y apagaba las luces para que soñases con los angelitos, ya no es lo que era. Ahora los cuentos se los leen ellos mismos, mientras papá duerme al lado en la cama y sueña con meterle toda la polla por el culo a un principito hasta dejarle el agujero bien abierto y la boca repleta de leche, aunque después se tenga que conformar con que sea sólo en sueños. Por suerte, Rocco Steele no va a necesitar hacer una de esas escapaditas que hacen muchos para cumplir sus fantasías sexuales con otro hombre, ni lo de sacar al perro y tirarse fuera una hora ni lo de salir a correr y merendarse buenos rabos debajo de un puente o en un descampado a horas intempestivas.

¿Que por qué nos gustan tanto las escenas cross generation? Más que una respuesta concreta es una sensación, la de poder ver a un tio con pelos ya en los huevos y mucha experiencia, con todo el rabo dentro de la boca y el culo de un chavalín que apenas la tiene, como si le metiese toda esa experiencia por el culo, por la autoridad y respeto que siempre da una persona mayor que tú, algo así como la relación entre policía de uniforme y ciudadano, ver a un chavalín acercarse tímidamente, posar sus labios en el capullo y después coger confianza para tragar. Vamos, el puto morbo de ver a un tio follarse a un chaval que podría ser su hijo, algo por lo que todo el mundo se escandaliza pero que a todos nos la pone dura y más si el padre está para mojar pan.

PEGATINAla(s)_02.25.58

La mente calenturienta de Allen King, tras inspirarse en el libro “El Principito” y teniendo a un tio madurito tumbado boca arriba en la cama, tan solo con una fina sábana tapándole sus atributos de macho, enseguida se pone en funcionamiento para dar rienda suelta a la imaginación. Mientras destapa como un caramelo de su envoltorio esa polla gruesa que debe haber entrado en cientos de agujeros, cientos de mundos inexplorados, piensa en ella como su rosa particular a la que cuidar con mimo. Ahora está mustia, pero gracias a que él la va a regar con su saliva, conseguirá que crezca hasta tener ante sus ojos una buena polla colorida y fuerte, toda para él.

Con mucho cuidado y suavidad, el pequeño principito empieza a deslizar la mano por el cuerpo del rey que descansa en sus sueños, durante un breve momento sustituye su mano por una rosa roja y la pasea con la misma suavidad por ese cuerpo enorme de macho, llegando hasta sus partes íntimas, retirando la sábana y dejando al descubierto un rabo gordo y flácido descansando curvadito hacia abajo sobre la piel de las pelotas. Con la mano se la coge y la retira hacia arriba y después hacia un lado, dejando vía libre para que la palma de su mano se aposente sobre los cojones. Con la yema de los dedos le levanta los huevazos con cuidado notando todo el peso. Acerca los labios y empieza a cuidar con besitos la polla desde la raíz, hasta que alcanza el volúmen suficiente como para rellenarse la boca.

El gran rey despierta y sonríe, no hay nada mejor que levantarse por la mañana, abrir los ojos y descubrir que te la están chupando. Alucina al tener un chavalito, que bien podría ser su primogénito, agarrándole y zarandeándole el nabo ahí abajo y para recompensarle le come a besos. Casi como si fuese un incesto, asistimos a una de las partes más maravillosas de una escena porno gay que hayamos visto, tanto que después de ver cómo se morrean, cuando Allen King acerca su cara a una de las pollas más grandes que se haya comido jamás ante las cámaras. La dejó apenas unos segundos tranquilita cogida con la mano y ahora ha crecido tanto que parece una puta barra de pan, joder! Abre la boca y se la empieza a merendar toda gigante más grande que su cabeza, no puedo evitar dejarme llevar y correrme de gusto.

rocco steele-allen-king-1 rocco steele-allen-king-2 rocco steele-allen-king-3

Joder la puta rosa, ni la del libro de Antoine de Saint-Exupéry tenía el tallo tan grueso ni era tan sumamente gorda. A Allen, que disfruta con ella como con una botella de agua fresca en un desierto, le falta sólo correrse con la mirada. La abraza con la mano y se la posa sobre la cara, resbalándola toda calentita por la mejilla, la nariz y los labios. Tiene la mano llena el cabrón y ni aún así cerrándola puede abarcar todo lo gordo. Y el rey grandullón no para de gemir como un macho al que le están metiendo algo por el culo, qué vicio de escena!!

Mira que Allen tiene una boquita profunda, pero con esa no es capaz aunque lo intente, como mucho se queda en el capullo y unos centímetros bajo él, con lo que se ve obligado a chupar el resto con la lengua para abarcarla entera, con todas las babas cayéndole encima. Una mamada legendaria que el chavalín continúa ahora sobre Rocco haciendo un sesenta y nueve, plantándole todo el rabo y los cojones entre los pectorales y poniéndole el culo a la altura de la boca para que se lo empiece a trabajar mientras él sigue sacando brillo a su polla.

Rocco le inicia metiéndole un dedaco por el ojete y Allen responde agarrando fuerte la polla y dejando caer más saliva, distrayéndose un poco con la manguera sin pensar todavía en cómo se la va a meter luego. Rocco Steele sigue penetrando el culo a dedazo limpio, rugiendo como un león, con una voz profunda. El rey necesita algo de su talla, una buena rosa hay que protegerla para que no se marchite. Allen coge preservativo tamaño XXXL, estira la abertura con la mano todo lo que puede y se la encasqueta encima del cipote, haciéndolo resbalar por toda la barra inmensa, acabándose el condón antes incluso de llegar a los últimos centímetros.

Con el pequeño príncipe tumbado de lado, el rey se coloca detrás y se la embucha toda gorda por el culo, tan apretadita que la piel que queda fuera se le arruga porque ya no entra más. Con el culo y unos muslos grandotes más propios de una bestia, Rocco le empotra la mitad del rabo, pero él sólo quiere tener fuera de ese culo los huevos, así que con cada empuje hacia adentro lo intenta un poco más, un poquito más cada vez hasta casi conseguirlo. Pronto el pollón le entra como la seda y resbala de lujo por todo su interior y la follada se intensifica con buenos pollazos.

El pequeño principito va a aprender lo que es sentarse en un buen trono. Tumbado boca arriba y con el culo bien abierto, Rocco se desplaza con las rodillas sobre la cama, con todos los cojones colgando y la polla tiesa hasta que tiene a tiro al chavalín, le pone el glande en el agujero y aprieta hacia adentro, reventándole y jodiéndole el culo como nadie se lo ha follado nunca. Casi como si Goliat pretendiese meterle la polla al pequeño David, un abuso que de casi inimaginable da un morbo de la hostia. Ver cómo Rocco se la mete a Allen es como disfrutar de uno de esos comics gays donde la mente perversa del dibujante no conoce límites y prepara a un madurito con la polla gigante introduciéndole en el culito apretado de un muchachote que se rinde a medias entre el placer y el dolor aguantando traca.

Allen tiene las piernas abiertas a tope y desde arriba esa polla gigante no para de abrirse camino entre sus dos cachetes. El chaval le pide que pare porque Rocco se está poniendo ya como un animal en celo y le está destrozando el culo. Pero hasta los animales en los cuentos tienen su corazoncito. El rey coge la rosa y rompe los pétalos esparciéndolos sobre el cuerpo del muchacho, que se mete un pajeo  y se corre encima. Entre sonoros gemidos, Rocco se la coge a dos manos y se pega un apretón dejando escapar la leche sobre los pétalos rojos. Así es el ciclo de la vida, de lo mustio crece la savia nueva y vuelve a perecer. Aunque al principito aún le falta aprendizaje, ahora ya sabe cómo cuidar de una rosa. No imagina que un zorro anda cerca esperando ser domesticado…

AFILIADEO-SOLO_the_little_prince_979

>> REGISTRATE AQUI PARA VER A ROCCO STEELE METERLE TODO EL POLLÓN POR EL CULO A ALLEN KING EN “THE LITTLE PRINCE”

   rocco steele-allen-king-4 rocco steele-allen-king-5 rocco steele-allen-king-6 rocco steele-allen-king-7 rocco steele-allen-king-8 rocco steele-allen-king-9 rocco steele-allen-king-10 rocco steele-allen-king-11 rocco steele-allen-king-12

>> REGISTRATE AQUI PARA VER A ROCCO STEELE METERLE TODO EL POLLÓN POR EL CULO A ALLEN KING EN “THE LITTLE PRINCE”

AFILIADIthe_little_prince_979

No es otro blog gay
  • Dyabolo

    Vaya, que esto es simplemente fenomenal; a ver si el pobre chico ha podido caminar el día después de tremenda joda!
    Es la mejor escena DADDY en la historia, #HostiaPuta!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    • ya te digo, y cuando el cabronazo de Rocco ruge y el otro sigue merendándole el rabo es pa correrse una y otra vez

    • colega

      Pues sí tío, es que menudo rabaco.