[Fucker Mate] Hector Agusti debuta follándose a Alejandro Dumas y metiéndole una ducha de lefa

Otro dios de ébano llegado directamente del caribe, debuta en el porno gay para hacernos desear que nos coja con sus brazos y, mientras nos desliza por su cuerpazo, nos vaya metiendo un buen gancho, toda su potente polla recta y firme por el culo hasta ensartarnos y hacernos perder el sentido. Así es Hector Agusti, del que podéis ver más fotografías a solas aquí, por si las que pueblan este reportaje no os son suficientes, maravillosamente realizadas recogiendo la esencia del hombre en todos sus sentidos por el fotógrafo Mano Martínez.

Y el hombre que va a comprobar de qué está hecho Hector, el destino de todas nuestras envidias y que va a sentir por primera vez su polla larga y firme saboreándola llenándose toda la boca y recibiéndola con el culo abierto es Alejandro Dumas, todo un macho de constitución fuerte para recibir todo lo que le espera. De hecho la cosa no puede empezar mejor, ya directamente para hacer que nuestras propias pollas empiecen a crecer bajo cada uno de nuestras calzones poniéndose bien duras.

Los dos se encuentran arrodillados en la cama comiéndose con la boca y Alejandro ya se está volviendo loquito frotando la mano por todo el pollón largo y enorme de Hector haciéndole una paja, tocando ese endiablado cuerpazo por detrás con la otra, disfrutando de su culo suave y fuerte que en breve le va a embestir como un potro. El rabo de Hector Agusti es tremendo, la definición de lo que es una polla perfecta. Larga, gorda, dura, empinada hacia arriba casi pegadita a su estómago haciendo casi un ángulo recto, con un cipote brillante. Una auténtica delicia para llevarse a la boca. Hector ve con tantas ganas a Alejandro que el cabronazo le agarra de la cabeza y le presiona hacia abajo para que empiece a chupársela ya mismo.

Le mete unos buenos ganchos de rabo por la boca llenándosela enterita y Alejandro no va a dejar escapar la oportunidad de sacar todo el jugo a esa polla nuevecita y suave que tán bien le resbala hacia adentro. Emplea todo el arte que tiene para dedicarse en cuerpo y alma a ese instrumento y sólo él sabe lo que debe estar sintiendo con toda esa dureza insertándose hasta su garganta, debe de ser flipante. Abre la boca y se deja follar la cara y lo alterna tomando el control rechupeteándola con la lengua.

Sólo el culazo de un machote guapo como Alejandro Dumas podía ser el candidato ideal para recibir ese tronco morenito. Hector lo pone a cuatro patas con el culito en pompa y le hace rabiar paseándole la lengua por todo el agujerito del culo. Con las manos le atrapa bien los cachetes del culo y se los despliega para dejarle bien abierto, saca su gran lengua y empieza a lamer el helado que hay frente a sus narices, llenándolo con su saliva, dejándolo bien húmedo y haciendo que a los que estamos mirando nos entre mucha pero que mucha hambre. Cuando dos no hablan el mismo idioma hay un habla universal que son los gestos. Alejandro se coge su culazo y se lo abre a pleno rendimiento haciendo un sonido. Hector lo entiende perfectamente y asiente, quiere que se lo coma más y además lo hace mientras le coge los huevazos con cariño con una mano.

Frente a frente, boca arriba y mirándose cara a cara, Hector Agusti en posición de flexiones, le mete toda la polla sin miramientos pegándole un buen movimiento de caderas y bamboleando el culo. Se la mete recta con una buena marcha para que la sienta entera dentro de él y después, cuando ya se ha acostumbrado al grosor de su rabo, aprovecha la forma de su polla para metérsela presionando el capullo contra el agujero del culo hasta que lo tiene dentro, haciendo que sienta cómo su cipote le va rebañando el culo.

Admirable el culazo tragón de Alejandro con todo lo que está recibiendo el tio, no sólo lo disfruta sin que se la saque de ahí, sino que asintiendo con la cabeza le pide más. Esa pieza de orfebrería está hecha para sentirla por todos lados, así que se pone a cuatro patas sobre la cama y deja que le meta todo el pollón gigante por el culo. Le queda como un guante y lo atrapa el cabrón que da gusto, toda una barra gorda y negra insertándose ahí dentro. Durante un momento, mientras le da por detrás, parece que la tiene de grande como un caballo el tio.

hector-agusti-alejandro-dumas-fuckermate-01

A Hector parece que le encanta mirar cómo los tios se enfundan su montura. Se tumba boca arriba encima de la cama y va admirando cómo entra su pollón por el culito de Alejandro. Tiene el rabo tan duro que de forma inevitable se le escapa varias veces y termina saliendo disparado contra sus abdominales dándole un hostión encima y es maravilloso y se me cae la baba de gusto mirando cómo lo recoge y se lo vuelve a poner recto, haciendo que parezca casi un truco de magia que ese pedazo de polla pueda caber dentro.

Desde la perspectiva de Hector, Alejandro emplea bien su culo ensartado metiéndole un pajote hasta que el morenazo lo atrapa contra su cuerpo llevando la espalda del chavalote hacia su torso, le abre de piernas y le empotra como un salvaje, elevando con rápidos movimientos el culo y la cadera follándole todo el ojete. Alejandro se deja caer rendido de espaldas sobre el cuerpo caliente de Hector y con la mirada perdida, sintiendo cómo le mete por el culo lo más grande.

No hay nada mejor que desenfundar la polla a un tio así y comprobar en qué estado se le ha quedado haciendo un descansito. Alejandro se sumerge entre las piernas de Hector y se encuentra con una polla dura y gigante de la que alimentarse. No hay más que ver la mano de Alejandro poniéndosela recta, para comprobar que ese pollón es una obra de arte y que no cualquier tio estaría preparado para recibirla, está impresionantemente dura como el hierro y a punto de explotar. Le echa un pulso con la manita, se entretiene masajeando el glande con la lengua y se la deja caer encima todo lo larga que es repasándola con la boca desde la base de los cojones hasta el frenillo.

De tanto vicio que le está entrando, Alejandro se monta encima y empieza a restregar su rabo, sus huevos y su culo por esa maravillosa polla. Hector le abre el culito y le enfila el pollón largo y enorme dejándoselo entre la raja simuñlando que se lo folla. Cualquiera en su situación no movería el culito como lo hace él para sentir ese capullo calentito hacerle cosquillas en el agujero, ¿verdad? Hector la tiene tan grande, dura y larga que da para hacer con ella mil y un jueguecitos sin cansarse. Del calentón que se meten en esa posición y sin dejar de comerse la boca, aprovechan y Alejandro se lo cabalga, tomando asiento una y otra vez en ese pedazo de trono.

Aunque intenta meterse caña follándoselo y amoldando el pollón a su culo, ese rabo tan duro no se deja hacer fácilmente, así que Alejandro se encorva y se deja descansar sobre el cuerpo de Hector desplazando su culo por ese rabo tieso en dirección hacia donde apunta para que entre de forma natural. De regreso al principio, cara a cara, Alejandro encarama sus piernas y las cruza por detrás de la espalda de él dejándole entrar. Hector lo tiene aprisionado, con la polla clavada, los brazos a cada lado fuertes sin escapatoria posible y con la lengua comiéndole y dándole un buen repaso a los pezones de sus pectorales musculados y peluditos.

A Alejandro le pone burraco y hasta se retuerce gimiendo debajo de él. De repente y sin avisar, Hector se lo folla a toda hostia y del gusto no puede evitar correrse en cuestión de segundos, echándose la lefa encima del ombligo y espaciéndosela por todo el cuerpo. Está bien dotado también el cabronazo y con la polla todavía dura, la posa sobre los abdominales de su follador. Ahora sólo falta ver cómo tiene de cargados los cojones el caribeño, que se pajea el pollón boca arriba con Alejandro besándole hasta que el tio le indica mediante gemidos que le viene la leche.

Empieza a echar unas gotitas de lefa y, cuando parece que ya se ha corrido, viene lo grande, soltando unos chorrazos de leche en gran cantidad, cubriendo a Alejandro toda la barba dejándosela blanca, propinándole un tiro que viaja más allá de su cabeza, hasta el hombro del propio Hector y más lejos, ensuciando la cama, dejándole a Alejandro un buen reguero de leche calentita también sobre el cuello dejándole flipado, una auténtica ducha de semen.

>> HECTOR AGUSTI DEBUTA FOLLÁNDOSE Y METIENDO UNA DUCHA DE LEFA A ALEJANDRO DUMAS EN FUCKERMATE.COM

 hector-agusti-alejandro-dumas-fuckermate-02 hector-agusti-alejandro-dumas-fuckermate-03 hector-agusti-alejandro-dumas-fuckermate-04 hector-agusti-alejandro-dumas-fuckermate-05 hector-agusti-alejandro-dumas-fuckermate-06 hector-agusti-alejandro-dumas-fuckermate-07 hector-agusti-alejandro-dumas-fuckermate-08 hector-agusti-alejandro-dumas-fuckermate-09 hector-agusti-alejandro-dumas-fuckermate-10 hector-agusti-alejandro-dumas-fuckermate-11 hector-agusti-alejandro-dumas-fuckermate-12

Capturas de la escena por Fuckermate.com

hector-agusti-alejandro-dumas-fuckermate-17 hector-agusti-alejandro-dumas-fuckermate-16 hector-agusti-alejandro-dumas-fuckermate-13 hector-agusti-alejandro-dumas-fuckermate-14 hector-agusti-alejandro-dumas-fuckermate-15

>> HECTOR AGUSTI DEBUTA FOLLÁNDOSE Y METIENDO UNA DUCHA DE LEFA A ALEJANDRO DUMAS EN FUCKERMATE.COM

 

Close