[Dallas Reeves] Key West Bareback Orgy (parte 2) la gran follada a pelo de 11 tios

Once de los chavales más guapos, con mejor cuerpo y más pollones y lecheros de Dallas Reeves, se acababan de pegar un fiestón de comida de culos, pollas y algunos de ellos terminaron con la cara y el cuerpo empapados de lefa. Once tiarrones tremendos, como si nos metiésemos en una concentración de un equipo de fútbol con el once titular y de repente todos se pusieran a comer rabos unos a otros hasta correrse, todo un sueño que Dallas Reeves nos trae por partida doble en todo un clásico de las orgías porno gay, primero la comida y después la reventada de culos.

La segunda parte de la escena empieza para rendirle un homenaje cascándonos una paja porque vaya si lo merece, nos los once tios dentro de la piscina divididos en tres grupos de tres y otros dos en una colchoneta inflable en el medio. Antes de follar hay que darse un poco de cariño y preparar los instrumentos, besitos y caricias para poner dura la polla y relajar el agujero del culo, rabos enormes y gordos bien cubiertos de saliva para facilitar la entrada, comida de pelotas para cargar bien de leche los huevos y las lenguas y los dedos para probar la resistencia de los culazos que se lo van a tragar todo.

Hay quien dice que se descentra un poco al mirar orgías de muchos tios, pero lo mejor es que tu cabeza termina rindiéndose y se deja llevar por el chupeteo de rabos y por tanto vicio. De repente todos se dirigen al bordillo y salen a la vez, once tios saliendo y enseñando los culos y los cuerpazos y dispuestos a follar como animales. Cuatro de ellos se preparan de rodillas sobre las tumbonas dejando el culo en pompa bien abierto, otros cuatro tios super potentes y con el rabo descomunal se plantan detrás y se la endiñan a cada uno a pelo mientras los otros tres agarran cabezas y hacen que les coman el rabo. Menuda visión, los cuatro folladores sintiendo el placer de meter polla, caras de gusto, de los que dan, de los que reciben por el culo y por la boca, gemidos por todas partes y cuerpazos moviéndose cada uno a su ritmo disfrutando de la orgía. Culos hambrientos que se menean hacia adelante y hacia atrás, bocas que se abren para recibir una buena ración de rabo.

Y ya que se trata de una orgía, para qué conformarse con meterla siempre en el mismo sitio cuando tienes la oportunidad de probar varias bocas y culitos de otros tios. Entre todos se van intercambiando para follar y dar de comer, tres se quedan boca arriba siendo follados mientras otros cinco alrededor se pajean mirando esperando su turno. Parece que el que más éxito tiene es el chaval más jovencito y delgado, porque parece que tiene el culito más estrecho y apretadito y al que es más fácil rellenarle la boca, pero aún así los otros dos también tienen a sus pretendientes para meterles caña.

Empiezan a aprovecharse de los que están siendo follados. Con el mgustazo de sentir las pollas enormes reventarles el culo, alguno aprovecha para plantarles el culo en la boca o sentir su aliento y genidos cerquita con unos buenos besos. Poco a poco todos se van poneindo alrededor del chaval más jovencito al que casi todos se han ventilado y terminan haciéndole un círculo. Imaginad estar en una tumbona en la piscina, que alrededor diez tios se estén pajeando para premio sabiendo que en unos segundos de cada polla van a salir regueros de lefa calentita que te van a caer encima por todas partes. Con lo que me molan a mí los bukkakes, este es para no cerrar los ojos y sentir cada gota de semen que va cayendo.

Uno a uno según les va entrando el gusto ese de la corrida que nos entra a todos, se acercan al chaval y empiezan a escupir leche por los rabos. Como si fueran mangueras le riegan los abdominales, el pecho, el cuello, la cara, el pelo, no paran de lloverle escupitajos de semen, con cada corrida se animan unos a otros, los que ya se han corrido se quedan alrededor observando con las pollas y los huevos colgando ya descargaditos. No acaba la cosa sin un detalle que me parece una genialidad. A qué tio no le gusta ver un rabo colgando recién descargado, se nos queda la polla como un peso muerto, consistente y todavía algo dura rebotando entre las piernas y los cojones colgando. Pues la cámara hace un repaso a los diez tios alrededor enseñando los pollones colgando, relucientes y brillantes recubiertos de un poco de lefa, están para darles un buen repaso y deleitarse con el saborcito de cada uno metiéndoselo en la boca.

ORGÍA DE 11 TIOS CON LEFAZOS FACIALES EN DALLAS REEVES

1b3 2b2 3b2 4b2 5b2 6b2 7b2 8b2 9b2 10b2 11b2 12b2 13b2 14b2 15b2 16b2

ORGÍA DE 11 TIOS CON LEFAZOS FACIALES EN DALLAS REEVES

SNEAK PEEK: KEY WEST BAREBACK PARTY (PART 2) (5′)

Close