[Sean Cody] Arthur & Liev Bareback

121Views
No es otro blog gay

Liev es un chico de origen ruso, su cara lo dice todo, delgadito pero musculadito trabajado de gimnasio, con muchas escenas a sus espaldas desde julio del año 2011 que está en los estudios de Sean Cody, pero lo que más me gusta de él es lo que tiene entre las piernas, una de las pollas más guapas que uno puede encontrarse hoy día en el mundo del porno gay, larguísima, dura y de un tamaño perfecto para pajear a gusto y para llenarse la boca haciendo tope hasta donde uno quiera o pueda, porque centímetros tiene de sobra el cabrón.

Arthus acaba de llegar al estudio y, tras protagonizar su primera paja a solas como todo buen hijo de vecino, se dejó dar por culo por el mismísimo Tanner para empezar su andadura en el mundo del porno gay. Ahora vuelve a por más y más grande (todavía le quedan muchos tamaños por probar mayores si cabe, lo sabemos) y desde luego esta escena la teneis que ver sí o sí, porque es una auténtica locura ver en determinados planos el rabo enorme de Liev entrando y saliendo por ese culo tragón y además sin condón, y con todo el sonido de la follada. Y vosotros, ¿os atreveríais con un rabo como este? Sólo de ver la imagen de se pollón bien tieso de Liev acechando el culito moreno de Arthur, se me pone bien dura.

LIEV SE FOLLA A ARTHUR SIN CONDÓN EN SEAN CODY

seancody-liev-arthur

TRAILER: Arthur & Liev

LIEV SE FOLLA A ARTHUR SIN CONDÓN EN SEAN CODY

GALERIA DE IMAGENES

No es otro blog gay
  • Rodrigo

    Que buena polla le estan metiendo a pelo a Arthur. Lastima que el video sea tan corto.

  • Alfredo

    Me encantan esos pezones oscuros y aterciopelados. Imagino su firme cuerpo moviendose debajo del mío, con mi pelvis entre sus muslos le haría abrir las piernas empujándolas con las rodillas para que recibiera con gusto el último cm de mi sexo, con una fuerte embestida quedó bien empalado, mi polla presionó hacía dentro todo lo que pudo, su tenso túner se contrajo y envolvió como un puño mi rabo y le bañó en un calor maravilloso y mojado. Las paredes de su recto temblaron al notar que yo me retiraba lentamente. Le abrí con los dedos y le acaricié el ano y los humedos pliegues que le rodeaban con la lengua. Luego con mi grueso pene volví a abrirle y a llenarle, levantándole las rodillas con los brazos para poder estar más cerca, para hundirme más en él.empecé a moverme a un rítmo que era cualquier cosa menos suave… Le follé con fuerza, su rostro se había endurecido por la fuerza de mi lasciva,probablemente, nunca me habia mostrado tan bestial como en ese momento. Sintió como su cuerpo era embestido con un vigor renovado que le llevó primero a él y luego a mí, hasta un orgasmo demoledor.